Cat Drivers

Sé que los que me leéis tenéis un espíritu crítico avanzado; que no os conformáis con la información interesada de consumo rápido. Sabéis reconocer un presstitute cuando lo veis. Lo sé por los foros que frecuentáis, por vuestros comentarios: no son un mero regurgitar la dosis que habéis recibido en la TV/Radio/Prensa generalista. Como ese taxista que te recoge en Barajas: diseminador zombi del mensaje SER/COPE que tiene puesto todo el día. Marioneta de la opinión creada.

I mean no disrespect for taxi drivers. Ejemplos hay muchos, he elegido el más común en mi vida.

Como dice Jim Rickards: la única forma de estar a salvo de la propaganda hoy en día es acceder a muchas fuentes y filtrar. Y para filtrar, hace falta el espíritu crítico. Y esto no te lo da la radio, necesitas querer entender, ser inconformista y estar dispuesto a mirar de frente la realidad, con los ojos abiertos. Y aguantar el golpe.

Hace muchos años, odiaba los gatos. Tenía una especie de alergia, pero eso solo era una excusa para asustar, molestar a un animal a la menor oportunidad, que por otro lado nunca me había hecho nada. Nunca hice nada violento a un gato pero tampoco me afligía cuando algún amigo me contaba alguna historia estúpida de su pueblo. Era joven y arrogante. Ingenuo, y con mucha menor receptividad al dolor ajeno que hoy.

Mi mujer pulió gran parte de todo esto, especialmente la sensibilidad respecto a los animales.

Ahora tenemos una gata, adoptada. Apareció un día en el jardín. Y mi alergia se ha reducido casi a 0. Y de viaje, la echo de menos.

Y así llegamos a esta foto, alguien la colgó en twitter estos días.

Bt5f-kPCcAAXI2S.jpg large

Fucking broke my heart.

Quizás sea el gato, quizás la injusticia, quizás la impotencia. Me llegó; se coló por alguna de las pocas grietas que tengo en la armadura vital antidepresiva vivimos-en-un-mundo-de-mierda. Un chico que lo había perdido todo, tumbado en un hospital de Gaza con su gato, al que sí había podido rescatar. Abrazándolo. Los gatos son normalmente inquietos pero este se deja rodear por el niño. Probablemente lo habría pasado mal.

Mientras tanto, Europa (siguiendo órdenes de su dueño Americano) sancionando a Rusia en vez de a Israel. Toda la maquinaria mediática contra Putin; y Bibi Netanyahu vendido como alguien que “se defiende”. Por lo menos Ban Ki Moon, el secretario general de la ONU, ha tachado de actos criminales los ataques Israelies en Gaza.

Probablemente tengáis vuestras opiniones sobre el conflicto Israel-Gaza. No es el objeto de este artículo. El objeto es señalar la arrogancia, falta de sensibilidad al dolor ajeno y estupidez.

Supongo que hay gente que conserva este perfil en la edad adulta. Sociópatas en potencia.

Ya sabeis que mi fe en el ciudadano comprometido y reivindicativo es escasa. Por eso creo que la agenda de los sociópatas seguirá adelante. Así que, además de estar protegidos como estamos (el espíritu crítico unido al conocimiento financiero siempre ha tenido su recompensa) lo más importante es que discernamos la realidad de la ficción mediática. Parar y pensar. Sin que nadie lo haga por nosotros y nos invite a difundir su opinión.

¿De verdad creéis que este experimento Keynesiano va a desintegrarse por leyes económicas? ¿Creéis que llegará el día en el que podamos acusar a los Bancos Centrales y gobiernos de turno de que su imprudencia, avaricia y cortoplacismo han sido la causa de la crisis? ¿Pensáis que la escuela Austriaca saldrá triunfante habiéndose cumplido sus preceptos?

No way.

Aunque las consecuencias de los abusos financieros van a ser las mismas, y es inevitable que en un futuro cercano tengamos que asumirlas, “la culpa” será de Putin, de una guerra, de oriente medio, de un black swan que nadie vio venir…etc Se trata de sembrar geopolíticamente y que alguna semilla prenda.

Es interesante (y preocupante) que el FMI y BIS, recientemente hayan advertido de burbujas, de los problemas del exceso de la deuda, siendo ellos los causantes. Intentan (y para la mayoría conseguirán) prepararse para acudir como salvadores de la economía cuando ésta se desintegre. Por causas exógenas, claro está.

Solo unos pocos sabrán (nosotros entre ellos) que es el sistema fiduciario Keynesiano, con el USD como moneda reserva, estirado al límite, lo que provocó el desastre. Y que no fue la guerra lo que acabó con un sistema financiero sano.

¿Pero, no puede haber una transición no traumática hacia un nuevo sistema? Alguno se preguntará. ¿Sin violencia, con diálogo?

Esto exigiría reconocer los fallos del viejo, tan beneficioso para algunos. Además de ir en contra de las élites Anglo-Americanas y sus privilegios monetarios. Favorecer un equilibrio más justo entre los países del mundo.

Poco probable en tierras de sociópatas.

No solo es importante proteger tus ahorros. Igual de crítico es saber interpretar los acontecimientos. Saber rechazar la lectura de los hechos que alguien nos hará en la TV. Y que escucharemos en el taxi.

Aférrate al metal y a tu espíritu crítico. Como si fuera un gato en un hospital de Gaza.

Esta entrada fue publicada en Macro Analisys y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Cat Drivers

  1. Pingback: Anónimo

  2. Claudio Vargas dijo:

    Es terrible, horripilante, te desgarra el alma… Estos genocidas lo van a pagar muy caro; no en el infierno, sino en esta vida. Porque todo se paga de un modo u otro. Nada justifica la muerte de 400 niños ni dejar a centenares de ellos en la orfandad. En contra de lo que diga el payaso de Marhuenda de “La Razón”, nada justifica el bombardeo de escuelas y hospitales (allí NO se escondían los militantes de Hamás). Esto va a generar mucho odio y los del ISIS engordarán sus efectivos todo lo que les dé la gana. La verdad es que todo Oriente Próximo va estalla e Israel está muy nervioso por ello. No me extrañaría nada que el siguiente país en desestabilizarse sea Jordania -es muy débil- y que luego le toque el turno a los kuwaitíes y quién sabe sino Israel. Todo esto no pasaría si Estados Unidos fuera la superpotencia que fue antaño. Pero los tiempos están cambiando muy rápido.

    Ver para creer!
    Genial post Unai, un “10”

  3. Unai Gaztelumendi dijo:

    Gracias Claudio.
    Coincido 100% contigo.
    Un placer tus comentarios como siempre

  4. Juan dijo:

    Hola Unai y Claudio,

    añadir a esa lista Yemen. Hay una teoría a cerca del porqué se desestabilizan esos países (los que son típicamente exportadores de petróleo, y es que tras alcanzar su peakoil propio, cambia la tendencia y se ven obligados a empezar a importarlo, creando así malestar social, debido al déficit de la balanza de pagos). Próximamente en Yemen.

    En cuanto a Israel, creo en el karma. Están generando odio a marchas forzadas. Antes o después se les volverá en contra.

    A cada cerdo le llega su san martín.

    Saludos

  5. Unai Gaztelumendi dijo:

    Yo tb creo en el karma, y que recoges lo que siembras.
    Ojalà no nos salpique este conflicto, que creo sera dificil.

  6. blueway dijo:

    Solo las guerras que interesan son mediaticas y movilizan la opini’on de la gente. Hay genocidios que han pasado con letra minuscula. ?Cuantos muertos ha habido este solo a.o por la guerra en todo el mundo? Cuantos refugiados. heridos… MUCHOS, Muchisimos. Alguien dice algo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *