Datos Macro: mejoría?

La estrategia de los gobiernos y Bancos Centrales occidentales en realidad es simple: hacer que la gente consuma, gaste, invierta… para poder iniciar así una recuperación con tasas moderadas (si son elevadas mejor) de inflación. 

El elemento clave en esta estrategia es la confianza. La gente tiene que percibir que las cosas van bien para lanzarse a la rueda del consumo, ya que nuestro sistema económica está basado en el eje deuda-consumo en vez de ahorro-inversión. El manejar las percepciones es por lo tanto vital para que el plan funcione. Si aceptamos este axioma, nos será más fácil interpretar lo que pasa en el mundo económico actual y tomar las decisiones de inversión correctas. 

Así entenderemos porqué las previsiones económicas nacionales/Europeas suelen ser tan optimistas. Hay muchos ejemplos de revisiones a la baja una vez el dato real se aproxima y no queda más remedio (basta con retroceder un año, buscar en la prensa las previsiones oficiales y ver su grado de cumplimiento). Las previsiones oficiales están bien hechas, desde el punto de vista de su objetivo. Y su objetivo es no alarmar, restar importancia y generar confianza. Tienen un objetivo propagandístico, no económico. Por lo tanto, no podemos basarnos en las previsiones oficiales para por ejemplo elaborar un plan estratégico u operar en el mercado. Nos hubiera costado muy caro elaborar sobre la predicción oficial de años atrás de déficit, PIB, deuda, paro… nuestras decisiones financieras ya que todas han fallado estrepitosamente. No han fallado respecto a su objetivo: suavizar la percepción de la gravedad de la situación.

 Pero la realidad económica sigue deteriorándose, desacredita los gobiernos y mina la confianza. Por eso hay que trabajar paralelamente en otro frente: si no te gusta la realidad, cámbiala.

El método de cálculo de la inflación EEUU se cambió en 2008. Si se mantuviera el Consumer Price Index (CPI) del 2001, la inflación se acercaría más a la realidad y no al dato oficial. Os recomiendo visitar a John Williams, shadowstats

El último dato de PIB EEUU defraudo las previsiones, siguiendo una tendencia que no anima a confiar en una recuperación. En Julio de 2013, se cambiará el método de cálculo del PIB Americano y se prevé que la economía suba un 3% con esta revaluación. 

La semana pasada se publicó el dato de paro Americano, uno de los datos macro más importantes del mes. En los medios próximos al gobierno se anunció como una gran mejora que certificaba la recuperación. Pero no se hablaba de la tasa de personas fuera del cómputo que están activas  y no encuentran trabajo. Tampoco de la calidad de los puestos de trabajo creados: la mayoría temporales.

 

 Y llegamos a la bolsa: la creencia popular es que si la bolsa sube la economía “va bien”. Esa es la percepción. Por lo tanto la bolsa tiene que subir.

 

 La subida se basa en dos factores principales, ambos artificiales:

 La inyección continua de la FED, dinero creado de la nada que compra y hace subir las cotizaciones. La prensa “oficial” lo admite sin reparos. Os recomiendo esta entrevista.

 Conducir al rebaño hacia la bolsa reprimiendo cualquier otra alternativa de inversión: rentabilidad negativa de los bonos, desplomar los metales, cash en el banco? Tampoco, amenazamos con confiscación… 

Son medidas desesperadas para tiempos desesperados. Estamos rodeados de burbujas inducidas por los bancos centrales. Y las burbujas siempre estallan. 

Trade carefully.

Esta entrada fue publicada en Macro Analisys y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *