El negocio de un Bullion Bank

El negocio principal de un Bullion Bank es hedgear el riesgo de determinados clientes. Ya sean productores, refinerías o inversores con volumen. El hedge, consiste es protegerles de fluctuaciones en el precio: ya que la principal actividad de estos clientes no suele ser la especulación si no la producción.

Recuerdo hablar de este tema el año pasado visitando una hacienda cafetera en Colombia, cerca de Pereira. Aprendí mucho del proceso productivo, hablando con el gerente, Jorge. Anduvimos por la montaña con él, hablamos de la tierra, de la recolección, de la logística… Hablamos de sus hermanos (varios habían estudiado en España) y del nivel de vida que daba el café.Él era la cabeza pensante y el que tomaba las principales decisiones estratégicas. Y Muchas de ellas las tomó en 2010-2011. Con su Fin Plan proyectando los precios de esos años al futuro.

screen-shot-2013-11-05-at-9-24-52-am

Y así, entramos a hablar sobre el precio. Sorprendentemente, casi todas sus explicaciones, tenían la frase “lo que me paga la cooperativa”. Ir más allá no era un ejercicio que solía hacer, realmente no tenía claro qué otras fuerzas determinaban el precio de su producto. Se concentraba en las que conocía, las locales, las directamente asociadas al café. En este ámbito, era muy bueno.

El equivalente a un Bullion Bank del café, podría haberle ayudado en su FinPlan: pagando una prima, hubiera tenido un colchón ante las posibles bajadas. Hubiera podido asegurar un precio y planificar mejor. El ambicioso Capex que incluía ese FinPlan le hizo daño cuando el precio corrigió;y en el momento en el que yo me alojaba en la finca, había gente visitándola para comprar una parte. Necesitaban el dinero.

Todo esto para explicar la parte buena, la fachada amable de un derivado; la vendida y explicada torpemente en la Universidad. Lo que aprendieron Draghi, Bernanke y King en el MIT, cuando compartían despachos. La que utilizan en sus modelos de equilibrio.A lo que los bancos se agarran como justificación.

La mala, que provoca rescates vía apalancamientos masivos, y manipulaciones, es otra.

Vamos a ver una partede ésta, a través de nuestro producto, el metal.

Supongamos que un BB tiene metal, lo ha comprado a un productor a un precio pactado previamente. Muchas mineras, se financian vía lease rate (más barato, lo explico en anteriores artículos), entregando físico a cambio de USD. EL caso es que éste último está contento ya que tiene un precio de compra asegurado y puede concentrarse en reducir costes, optimizar la producción etc… que es lo suyo. Vale.

Pero como un BB también es un banco, por lo tanto, especula. Y siguiendo otra característica bancaria clásica, lo hace con dinero ajeno. En este caso oro, venido de un hedge. Y en estas, pone a trabajar a sus traders para diseñar una estrategia y sacar rendimiento extra a eso que tienen “en depósito”.

Y el trade es el siguiente:

Vender una call, embolsarse la prima e intentar que no se ejerza.

Lo último, ya lo sabéis, se consigue desplomando la cotización por debajo del strike, a vencimiento.Es decir, una vez vendida la opción de comprar 1oz de oro a 1000USD en Septiembre por 10USD, si el precio sube a 1300USD, lógicamente el clienteejercerá el call para comprar metal más barato (a 1000USD que te da derecho la opción). Y el BB sufre una pérdida (luego veremos este punto crítico más detalladamente). Pero si en Septiembre el precio cotiza a 995USD, el call no se ejerce y seganan los 10USD de la prima (beneficio del BB). No se ejerce ya que puedes comprar en el mercado en ese momento 1oz 5USD más barata (995USD).

Con este trade el BB siempre gana, ya que sus beneficios se basan en USD. En fiat. El denominador no es el metal.

¿Pero, y esa pérdida si el precio sube a 1300USD? Fácil, el BB entrega el metal, (ya que está corto, derivado de vender una call). Entrega la onza que pactó con el cliente a 1000USD. Ya está. Y recibe 1000USD + 10USD de la prima vendida anteriormente.

El que se vaya perdiendo físico cuando no se ha podido controlar el precio y haya subido por encima del strike, es otro problema. Lo mismo cuando la gente lo retira, o cuando se vende en Asia y nunca vuelve, o cuando el cliente listo no confía en esos productos unallocated “sin gastos de custodia” etc… Y el que el valor de tus inventarios se reduzca tampoco, nadie sabe cuánto tienes. Cuanto hay.

Tened clara la dualidad: metal y USD. USD OK, metal KO. Pero esto último ya se verá en el futuro. Mientras, opacidad sobre las reservas, sobre stocks, sobre repatriaciones, sobre la caja fuerte de la NY FED (conectada al edificio de JPM, por cierto). Y pretender que el Comex es algo físicamente serio. Patadas hacia delante al problema. En los 80 y 90 se salió del apuro vía ventas FMI y BC (acordaos del famoso “Brown bottom” para salvar a Goldman). En el 2000 también (sin ventas físicas pero con garantías tácitas) y recientemente, en Abril 2013 nos ayudaron igualmente vía saqueo del GLD.

Hasta ahora, el re-comprar físico para rellenar las reservas que he perdido con este esquema, no importaba. Tenía amigos poderosos que me proveían. A ellos les interesaba también contener el precio. Pero este esquema parece que está al límite. ¿Qué queda de dónde tirar?

Tengo la sensación (pura especulación por mi parte, no tenemos datos) que el metal físico hoy se mueve at the margin, con una única fuente proveyendo la demanda. El suelo de los 1180USD está ahí, forzarlo supondría mayor pérdida de físico. Y como resistencia, los mid 1300s: romper ésta, atraería nuevos inversores interesados (o viejos que están esperando), lo que supone físico también.

Estamos atrapados en un rango. Solo queda esperar.

Y cuando llegue el día, identificad la cortina de humo, el evento al que los necios apuntarán como causante. Sabed que ese evento es la ignición, la resolución a todo este exceso de papel, que lleva apilándose tiempo. No la causa.

El amigo que os dice ¡hey, avísame un día antes para salir de bolsa y comprar metal! no se entera.

Buen finde. Aprovechad estos 3 días.

Esta entrada fue publicada en Macro Analisys, Trading y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El negocio de un Bullion Bank

  1. Pingback: Anónimo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *