SDR special drawing rights: Derechos Especiales de Giro

¿Qué es un SDR? ¿Por qué últimamente se habla tanto de ellos? ¿Cómo nos afectará su futuro mayor protagonismo en la escena mundial?

Más de uno seguro que os hacéis estas preguntas, ya que la mecánica monetaria os preocupa, especialmente intuyendo que bajo su diseño actual, está en las últimas.

Pienso que es una parte de vuestro tiempo bien empleada: las transiciones a nuevos sistemas monetarios nunca han sido buenas para los ciudadanos (confiscaciones en un patrón oro, congelaciones de activos, devaluaciones, Bail-Ins…). Suele haber poca información, poco tiempo para prepararse antes de que sea demasiado tarde. El gobierno siempre desmiente los rumores y garantiza que no hay ningún problema hasta que… estas atrapado.

Acordaos del crack de Jean-Claude Juncker y su infame “When it becomes serious, you have to lie” en plena crisis Griega de 2011 (y con el EUR contra las cuerdas). Luego nos vendían que Grecia estaba definitivamente arreglada (varias veces, con cada rescate que iba a ser el último).

Euh…, pues parece que al final no.

Si confías en Eurotecnócratas unelected mentirosos de este pelo, tendrás lo que te mereces. Y si eres griego, antes que otros. ¿Por qué pensáis que aprobaron la legislación para Bail-Ins? ¿Por qué creéis que los Keynesianos de turno proponen eliminar el dinero en efectivo? Échale una pesada. Tema para otro comentario.

Bien, ya vale con la introducción, vamos al grano.

La mayoría de lo que sé sobre el FMI y los SDRs no lo aprendí en la universidad, la fuente es sobre todo este libro: (la foto es mía, y lo de arriba es un souvenir que encontré en un aeropuerto que añado, al estar un objeto relacionado con el otro).

IMAG0493

La síntesis de lo que es un SDR es relativamente fácil: son unas fichas repartidas en base a unos criterios a ciertos integrantes de un club: el FMI. Estas fichas, si no intrínsecamente, deben referenciarse a algo para tener un valor (unos de los requisitos para considerarse una moneda, siguiendo el patrón Austriaco): en 1969, cuando se crearon, 1 SDR equivalía a 0.888671 onzas de oro.

Pero después vino el Nixon shock; en 1971 con las reservas de oro americanas disminuyendo alarmantemente debido a sus déficits incontrolados, Richard Nixon salió en la TV y dijo que el USD dejaba de ser convertible en oro, cargándose american way (porque somos así) el sistema de Bretton Woods vigente desde la segunda guerra mundial; dio paso a su secretario del tesoro, John Connally que explicaría a unos boquiabiertos ministros de finanzas europeos que the dollar is our currency, but your problem. Algún día Europa dejará de ser lacaya Americana y miraremos al este…

El caso es que el SDR pasó del oro a ser un derivado de una cesta de monedas: 0.423 euros, 12.1 yen, 0.111 libras, y 0.66 US dollars. Y es lo que tenemos hoy: una moneda fiat supranacional. La moneda del mundo (solo que no puede llamarse así porque da miedo y no hay que asustar a las masas que tienen que aceptar que se les controle centralmente). El eufemismo Reserva Federal viene de que los dos anteriores bancos centrales americanos fueron abolidos por el pueblo. Al tercero no le llamaron Central Bank of America III si no FED.

Estos SDRs se repartieron, como decía, a los estados miembros del FMI. Cada estado parte de una cantidad inicial y representa un crédito contra los demás estados integrantes. Son las “allocation” de SDRs. En general, a mayor PIB, mas fichas recibes. Se pueden gastar vía compras a otro estado miembro o ingresar vía ventas. El administrador de todo esto, el market maker, la banca, es el FMI.

Seguro que ya hay algo que agita vuestras neuronas, y sé lo que es.

Por encima de la Peseta, del Euro… ahora hay algo más que se han inventado y que se utilizará para seguir con el juego de las sillas musicales. ¿Qué los bancos centrales ya han impreso demasiado trillones y la gente duda de su capacidad para futuros rescates? No hay problema, tiramos de algo que se llama FMI, y cuyo balance no está tan castigado. Además, tiene unos papeles, los SDRs, que creando más y repartiéndolos, los países pueden añadirlos al activo de su balance y automáticamente sanearlo. Que sea solo papel da igual: adelante los mass media para “generar confianza”.

Mientras leéis esto, puede que haya un comité de expertos ya diseñando el siguiente paso: la moneda “solaris”, emitida por el banco central del sistema solar del planeta tierra. Ésta, rescatará al SDR y al FMI cuando a base de imprimir y conservar los privilegios que otorga este ejercicio para unos pocos y a costa del 99%, se carguen de nuevo el orden monetario.

Si entiendes estos últimos párrafos bienvenido al club del uno entre mil. La mayoría ni se entera y así sigue la broma generadora de la mayor de las desigualdades: el privilegio de crear y distribuir el dinero.

Give me control of a nation’s money and I care not who makes it’s laws”

Mayer Amschel Rothschild

Hey! Pero la culpa es de los inmigrantes que vienen en barcos de madera que nos quitan el trabajo! O de los que no pagan impuestos y no se dejan estrangular pacíficamente por los trámites, permisos y licencias públicas. Gran mito también ese que dice que los impuestos pagan el estado del bienestar… cuando es la deuda quien lo financia. Tema para otro post.

¿Y qué pasa si un país agota sus SDRs? Grecia por ejemplo (como Ucrania), ha utilizado sus SDRs para pagar un vencimiento de deuda reciente (no tiene más dónde rascar). ¿Y si luego quiebra? Pues son los demás estados miembros los que asumen las perdidas. Y el propio FMI, que también como organismo central, se ha impreso unos SDRs para él. Y no solo eso, ha comprado los SDRs que otros estados venden hasta llegar a tener el 6,2 % del total de SDRs en circulación. No tiene más remedio si quiere mantener el valor de 0.423 euros, 12.1 yen, 0.111 libras, y 0.66 US dollars. El chiringuito tiene que tener credibilidad.

Seguro que ahora tiene más sentido eso que habéis leído que sobre China y su demanda de aumento de cuota en el FMI. Si va a ser el siguiente bote salvavidas, quiero más asientos asignados para mí.

Y así llegamos al oro.

Todas estas idioteces Keynesianas son para académicos y demás propaganderos del status quo. Para que esos cobardes editores de periódicos generalistas lo propaguen y puedan seguir en su cargo, pagando el BMW y vistiendo Zegna.

La verdad es que el oro nunca se fue del sistema monetario. Los insiders saben que el EUR USD SDR SOLARIS etc… son temporales. El verdadero re-equilibrio del sistema se hace en la sombra, dejando que China acumule metal a toneladas. Y el que más tenga es el que más podrá imponer sus condiciones. El “puedo imprimir más papel que tu” no te da ningún leverage, a largo plazo.

Pero no se puede hablar de ello. Es la regla número 1 entre bastidores. Nosotros los ciudadanos, no debemos tener oro: debemos dejar que se decida por nosotros. Pero hay que estar tranquilos, lo administraran basándose escrupulosamente en el interés del ciudadano. No hay que preocuparse. Mujeres, niños y pensionistas primero.

Ya sé que a todos les gusta imprimir: desde los pasados de vueltas japoneses, hasta Europa y China. No quieren dejar de hacerlo. Pero todo tiene su límite.

Temo que esta ingeniería financiera del papel y la deuda no acabe bien.

Y no soy el único: en el FMI se mueven las cosas. Son los preparativos.

Y en el metal también. Físicamente y en volumen. No en el ultra apalancado mundo fraccional del Comex. Eso es para turistas y avezados. Además, nadie pide delivery. Está pasado de moda.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *