Skip to content

Guerras Financieras

Mucho de lo que escribir y poco tiempo. Y ese poco tiempo mal empleado, dudando qué tema elegir, de entre los muchos interesantes que ofrece la actualidad.

Los acontecimientos en Ucrania evolucionan a peor, mucho que comentar, pero como siguen la línea que habéis leído en este blog, considero que ahora no es necesario otro análisis. Las ridículas primas de riesgo Españolas, Italianas y especialmente Griegas (después de años, ayer volvió a emitir deuda con éxito) también merecen un análisis, explicar que se debe llegar bien a las elecciones Europeas de mayo, donde los anti-Europeístas Franceses e Ingleses asustan al estatus quo. Sobre todo la elocuencia de Nigel Farage, ese ex-commodity trader al que nadie quiere enfrentarse cara a cara y cuya popularidad sube como la espuma. Si no habéis visto ninguno de sus discursos en el parlamento Europeo, buscadlos en Youtube, no tienen desperdicio. La reciente caída de las bolsas, el que se empiece a filtrar poco a poco en la opinión pública el espejismo de la recuperación, basada solo en la imprenta de los bancos centrales. Con Japón a la cabeza, con sus horribles datos macro y su bolsa (-15%) empezando a reflejar el fracaso de los experimentos Abenómicos de política monetaria: el año pasado dobló la masa monetaria, esperando estimular algo… ¿quizás prepara un quintuplicado para 2015?

De entre todos estos temas, paradójicamente elijo uno de pasada actualidad: Irán. Después de leerlo entenderéis porqué. Espero que sigáis con el interés por las dinámicas que están ocurriendo ahora mismo bajo la superficie.

En febrero de 2012, EEUU bloqueó el acceso a Irán a todo sistema de pagos en dólares, controlado éste por la FED y US Treasury. Eran las represalias por su programa nuclear, oficialmente. Oficiosamente, era un nuevo frente en el ataque para desestabilizar la nueva potencia rival China-Rusia-Irán, lo mismo que Siria y Ucrania ahora.

Irán, lo acusó. Pero no fue algo definitivo, ya que pudo seguir operando internacionalmente, convirtiendo sus productos/ventas en EUR vía SWIFT (algo de lo que ya hemos hablado). Pero en marzo de 2012, en un siguiente paso, EEUU presionó a la SWIFT basada en Bélgica (muy cerca de los headquarters de la OTAN por cierto, por lo tanto dentro de su círculo de influencia) para que prohibiera cualquier acceso de Irán al mismo. Quería un bloqueo y aislamiento total. Las consecuencias de estas acciones estaban definidas, sabemos qué se perseguía: convertir su moneda, el rial, en algo sin valor. Depreciarla. Hiperinflación. Seguía habiendo mucha gente interesada el petróleo y gas Iraní, pero no podían pagar por él. EEUU había prohibido cualquier entrada de divisas en Irán.

Irán tiene gigantes reservas de hidrocarburos pero no tiene suficiente poder de refino. Entre otros bienes como tecnología, alimentos etc… tiene que importar gasolina. Y al no entrar ni dólares ni Euros no podían pagar por ello. El golpe fue duro: el rial se depreció más de la mitad, los precios subieron un 100%. Los dólares y Euros eran un bien preciado. La gente acudía en masa a los bancos a retirar riales para pujar por USD. Las manifestaciones y la presión social era fuerte.

Reflexión a mitad del comentario: sin dispararse un solo tiro, un país sumido en el caos.

Y aquí entra el oro. Esa reliquia barbará.

India es un gran consumidor de petróleo Iraní. Y empezó a pagar por él en oro (no se sabe porqué pero estos Indios confían en él, hace miles de años que no cambian). A su vez Irán, con este oro que entraba, pagaba a sus socios Rusos y Chinos los bienes que importaba.

Las exportaciones de oro desde Turquía a Irán explotaron, las Afganas también. El oro funcionaba como moneda. Irán sufrió un golpe duro, pero no definitivo. Salió adelante. Y lo interesante es que EEUU lo entendió (no creo que nunca lo haya olvidado, más que entenderlo estuvo obligado a reconocerlo) y en julio de 2013 prohibió toda exportación de oro a Irán. Admitiendo implícitamente el oro como una moneda, como algo valioso que puede volverse en tu contra. Algo que debió confundir aún más a nuestro amigo Ben “bubbles” Bernanke y su ya famosa frase “I do not understand gold”.

Irán a su vez empezó también a comerciar en la moneda local de sus trading partners: rupias, rublos y yuanes. Saltándose el SWIFT vía la banca Rusa. A lo cual EEUU reaccionó con amenazas hacia Rusia y China por sus tratos con Irán.

Estos últimos no hicieron demasiado caso. Por esta vía mal.

A finales de 2013, el presidente Iraní Rouhani y Obama se reunieron para poner fin a las sanciones a cambio de concesiones en el programa nuclear Iraní. EEUU se sentó en la mesa de negociación, abandonando la postura macho-man yo impongo y los demás a acatar, a la que estamos acostumbrados.

Y así llegamos a la segunda y última reflexión: cuidado con las sanciones impidiendo el acceso al dólar, ya que destapas las alternativas. Lo último que EEUU y la banca anglo-americana basada en papel y derivados quiere es perder su única arma: el USD. Éste debe utilizarse y seguir siendo la moneda reserva. Debe imponerse su demanda para que el sobre-imprimirlo no desemboque en fiasco.

Todo el protagonismo debe ser para él, y sobre todo nunca para el oro. Luz verde a seguir con la propaganda fomentando el desinterés en el metal. Acompañándola con unos desplomes aquí y allí.

El leitmotif de este blog es disipar la bruma adormecedora de los canales propagandísticos oficiales. Ofrecer la otra historia. La historia del periodo 700 A.C – 1971.

¿Por qué es tan importante y por qué invierto mi tiempo en ello?

Porque van a perder.

Y poca gente está preparada.

¿Quién podía pensar que…? ¿Cómo íbamos a imaginar que…?

No seas tú uno de ellos. Un hombre de papel.

3 Comments

  1. Juan Juan

    Hola Unai, te dejo el mismo link que te dejé en la anterior entrada del blog, pero lo acaban de actualizar hoy viernes. Justamente habla de un eje Washington Berlin Tokyo vs China & Rusia. Vale la pena la lectura.

    http://www.forum-monetaire.com/?p=11704

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *