Skip to content

La materialidad del sentimiento

En algún sitio hace tiempo leí a alguien explicar la relación entre las cosas y el sentimiento que se deriva de ellas; lo frágil que es esa unión, lo rápido que perdemos las referencias. El autor explicaba cómo algo material simboliza un sentimiento en la gente, diferente en cada uno. En mi caso por ejemplo:

Odio las aglomeraciones, las fiestas populares… el sentimiento de soportar colas, no ser bien atendido, incomodidad, que te empujen y sobre todo (lo más personal): la idiotez que genera el momentum de la masa. Toda esta frustración me hace pensar que es la gente lo que tengo que evitar.

Trabajo y acumulo dinero por el sentimiento de seguridad, felicidad, libertad que pueden proporcionarme las cosas que compraría con él. Lo que busco son esos sentimientos, pero muchas veces confundido, pienso que es el dinero lo que hay que perseguir.

Si no somos conscientes de los objetos y de los sentimientos que éstos simbolizan, perdemos la referencia de lo que realmente queremos. En los ejemplos de arriba, el acumular dinero sería la finalidad en si, lo mismo que evitar a la gente. Pero los sentimientos, lo importante, son otra cosa: seguridad/felicidad/libertad y frustración/incomodidad respectivamente.

El hombre que compra un Lexus de 80mil EUR cree que mitiga el sentimiento de escasez en su niñez, que aplaca el complejo de ser el adolescente más pobre entre sus amigos pudientes. Alguien así es totalmente ajeno a las referencias objeto-sentimiento; el último convertido en una imagen difuminada; el primero nítido, brillando con cada refuerzo comercial, con cada estimulo televisivo recibido. Así el hombre está perdido, sus sentimientos-complejos intactos, unmitigated; mientras, pagando caro los intentos de aplacarlos via objetos.

Con el tiempo y la perspectiva me he dado cuenta que los sentimientos están muy ligados a lo que nos ha venido por defecto. De dónde somos, nuestros vecinos, nuestro colegio, nuestra familia. Una anécdota curiosa al respecto: mis amigos de Donostia me dicen que “es el mejor sitio para vivir del mundo”; he vivido 10 años en Mallorca y allí también me decían lo mismo! –ya ves Unai que todos los turistas vienen aquí… por algo será…- Incluso aquí en Suiza he oído la misma frase alguna vez. Por supuesto no puede ser que haya tres “mejores sitios del mundo”… en lugares diferentes.

Por no hablar de mi amigo de Brest que dice que “en Bretaña no llueve tanto”.

La gente piensa que no hay nada mejor, que no hay que hacer ningún cambio allí donde les ha tocado nacer, la gente que conocen y las rutinas que siguen. Y la realidad es que las probabilidades de que lo que te ha sido asignado por defecto (ciudad natal, barrio, casa, vecinos, amigos, familia…) sea lo óptimo para ti son muy pocas. Gravitamos alrededor de lo que nos ha sido dado, vivimos con las herramientas heredadas, en un entorno por circunstancias. Y así vamos tirando, planificación limitada al corto plazo, resistiendonos al cambio, con nuestros sentimientos condicionados por la ciudad, amigos y pensamiento imperante sobre los cuales no hemos tenido poder de elección.

Inversamente, las probabilidades de que haya mejores barrios que en el que vives, gente con la que conectes mejor, entornos más afines… que los venidos por defecto, son altas. Nuestro nivel de realización y paz interior con el mundo dependen de cómo de alineada este la vida que llevas con tus valores. Dudo mucho que ese alineamiento, si existe en tí, haya sido por defecto, todo preparado donde te haya tocado nacer, sin moverte ni cambiar nada. La mayoría somos animales costumbristas, seguimos haciendo lo mismo, arrastrando los sentimientos y desajustes del entorno, mitigando vía redenciones materiales. Preferimos procrastinar, racionalizar y no cambiar nada.

Como esa famosa frase que Matt Damon dice a su amante-psiquiatra en Infiltrados, (la cito de recuerdo, no sé si es exactamente así): “ten cuidado, soy irlandés, puedo acostumbrarme a que las cosas no vayan bien”.  He vivido 2 años en Dublín y confirmo que los irlandeses son duros (suelen aceptar lo recibido por defecto, sin rechistar).

Todos deberíamos, una vez en la vida, sentirlo, decirnos el: cómo podía estar viviendo yo antes así.

El qué (nexo sentimiento-materialidad), el porqué (viene por defecto) y ahora el cómo.

Cada vez que decidas hacer un gran gasto (coche, viaje a Nueva Zelanda…) piensa, no cuanto te va a costar en dinero sino en tiempo que hubieras podido retirarte antes.

Monitoriza tu tasa de ahorro mensual (que seguro ya haces). Pero déjame darte un ángulo nuevo. El KPI porcentaje de ahorro respecto a tus ingresos se compone de dos cosas: lo que nominalmente ahorras y lo que no puedes ahorrar. Ésta última parte, tus gastos mensuales, son lo que necesitas para vivir (clave en la ecuación de cuándo retirarte). Un ejemplo: si tenemos un sueldo de 30.000EUR anuales y ahorramos la mitad, quiere decir que vivimos sin problemas con 15.000EUR al año. Cada año que pasa, ahorramos 15.000EUR = un año de gastos cubierto, que podemos vivir sin trabajar.

Si trabajas en WallStreet y ganas 500.000USD al año, pero solo ahorras un 10% (50.000USD), quiere decir que gastas/necesitaras 450.000USD al año cuando no trabajes. Ganas mucho si, pero lo veo mal para que te retires pronto. Tu nivel de vida es una ruina (desde mi punto de vista), lleno de materialidades persiguiendo frustraciones. Con fiestas absurdas en yates y cenas en restaurantes Michelin.

Si tu tasa de ahorro mensual es alta, quiere decir que estas aumentando tu capital más rápido. Pero también quiere decir, y es mucho más importante, que ese capital cunde más ya que necesitas menos en tu vida diaria.

Y además, hay una alta probabilidad de que seas mucho más interesante como persona. Alguien que haya pedido un crédito y pague a plazos un Lexus de 80.000Eur, probablemente esté chillando borracho en las fiestas de Oropesa. No pasa nada, solo digo que lo quiero lejos en mi vida.

 

He escrito este post pensando sobre todo en Ana y Miguel: a los que no he podido contestar debidamente en los comentarios del anterior. Abrazos.

One Comment

  1. Phenix Phenix

    Siempre te puede tocar la loteria y ganar un porrón de dinero o …..

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *