Skip to content

Las Sanciones a Putin

Después de la amenaza de “graves consecuencias” y demás retorica en caso de que Rusia siguiera adelante con el referéndum y la anexión de Crimea, es tiempo de actuar. Ya que todo lo que desencadenaría las represalias occidentales se ha cristalizado: Referéndum en Crimea, futura anexión, sustitución inmediata de la moneda Ucraniana por el Rublo Ruso etc…

Y ayer por fin se pasó de las palabras a la acción. John Kerry, el secretario de estado de EEUU anunció que iba a congelar ciertos bienes a un puñado de oligarcas Rusos.

¿euh?

(Uno de los oligarcas afectados incluso se mofó en twitter de estas “sanciones”…)

¿Eso es todo?

Pues claro que es todo. Rusia no es Irán. Al frente está un ex coronel de la KGB que juega duro y difícilmente achanta. El pueblo Ruso ha respondido a una caída del 25% en la bolsa Rusa + una depreciación del Rublo con un apoyo a su líder que no deja de crecer. Su popularidad está en máximos mientras que la de Obama en mínimos.

Pero también tiene el lado diplomático, que le hace ser el ganador en el conflicto. Su approach, paradójicamente lo veo como el guns & butter de los 60 en EEUU. Putin cuida el departamento y la comunicación exterior, su comportamiento es impecable. No amenaza, no hay subidas de todo y actitud macho man. Justifica y desmonta cada critica con comparaciones Crimea-Kosovo y recordando las innumerables interesadas intervenciones Americanas en el pasado. Se distancia de amenazas arrogantes de los NeoCons (con Victoria “fuck the EU” Nuland y su poderoso y pseudo fascista marido Robert Kagan a la cabeza).

Pero por otro lado, militarmente no le tiembla el pulso y moviliza los recursos que haga falta, mandando el mensaje de que hay líneas rojas que nunca se podrán franquear. Putin ladra menos y muerde más.

¿Qué opciones tiene occidente ahora, en el tablero de ajedrez dispuesto por Putin?

Militarmente creo que ninguna. Ésta sería la última, la irreversible y sus consecuencias fuera de control.

Sanciones económico-financieras más fuertes probablemente tampoco: la tibieza de las anunciadas ayer lo demuestra. Las represalias de Putin harían daño y lo saben.

Lo que nos lleva a la medida no militar más dañina por excelencia: swift. Society for Worldwide Interbank Financial Telecommunication.

Vetar a Rusia el acceso a swift. Como se hizo con Irán. Imposibilitar los pagos-cobros con el exterior a Rusia. En mis años trabajando en Bélgica, siempre me preguntaba al pasar qué sería ese edificio, con esa seguridad y accesos restringidos. Yo trabajaba en un pueblo llamado La Hulpe, sede de swift. Más adelante lo entendí.

Pero esta apuesta tiene sus consecuencias, y Putin sabe como exprimirlas al máximo para que se vuelvan contra el sancionador y no contra el castigado.

¿No tengo acceso a swift? OK, de ahora en adelante mi gas y petróleo (siempre hablamos del gas pero hay que recordar que Rusia es el productor numero 1 de petróleo) se pagará en monedas locales, en la moneda local del comprador, nunca en USD.

O en oro. Esa relíquia bárbara que no debería intresar a nadie.

El bypasear el petrodólar es comparable a una bomba nuclear financiera. El USD es el arma principal de EEUU, sus neocons y su sector financiero. Bajo ningún concepto debe de dejar de utilizarse en el mundo, eso sobre lo que tienen el control de imprimir. Con Nixon se pasó del USD respaldado por oro al USD respaldado con petróleo, al petrodólar. Si España, Chile o Dinamarca necesitan petróleo, deben acudir al Forex a cambiar sus monedas por dólares antes de la compra. Es esta obligación la que sostiene el USD, no la decadente ultra deficitaria economía Americana. (El cómo se consiguió esto vía el trato a la Mexicana “plata o plomo” que se hizo a la familia Saud es brillante, de otra época, cuando EEUU controlaba la partida de ajedrez con Kissinger. Tema para otro post).

Debe de haber demanda para poder seguir imprimiéndolo a destajo y que no caiga su valor.

Por eso EEUU tiene que recular. A la paulatina e irreversible reducción del uso del USD en el mundo no se puede añadir otro -10% de golpe.

Esperad más sanciones a Putin.

Eso sí, de tipo “a la cama sin cenar” o “castigado sin ver la tele”.

El cambio está en el aire. Para el que lo quiera ver.

Be First to Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *