Oro: Análisis de la reciente corrección

Una semana después del desplome en la cotización del oro pocas dudas quedan sobre el origen y los motivos de la misma. Fue orquestada por traders de Goldman y Merrill con el consentimiento / indicación de la FED para resolver una situación crítica en la parte física del metal.

Es vital (como he comentado otras veces) entender los dos aspectos del oro: el físico y el papel, para navegar por uno mismo en estas aguas de confusión, manipulación e informaciones sin criterio sobre el oro.

Oro Papel: Es el cotizado en el mercado de futuros. Son compra/ventas de contratos estándar de 100 onzas fijando un precio futuro. Por ejemplo, el contrato vencimiento Junio 2013 cotiza ahora mismo a 1425USD/oz. Comprando este contrato, aseguras a su vencimiento 100 oz de oro a ese precio pre-pactado. “En teoría” recibirías 100 oz de oro físico en Junio a 1425USD/oz sin importarte a partir del momento de la compra cómo evoluciona el  precio.

Oro físico: Es el comprado a tu dealer, por internet etc… en forma física y tomando posesión física del mismo.

Porqué “en teoría” os preguntareis? Y aquí llega la parte vital del análisis: porque solo un 2% de los compradores/vendedores de contratos de futuros ejercen la opción de tomar posesión física del subyacente, en este caso oro. Normalmente antes del vencimiento, siguiendo el ejemplo de arriba, venden la posición que les daban derecho a 100oz en Junio a 1425USD y se liquidan los beneficios o perdidas por diferencias en base a la cotización en el momento de la venta. Teniendo en cuenta que diariamente se negocia un volumen de contratos que equivale a varios cientos de toneladas de metal, el cual nunca ha de entregarse físicamente, el margen para la manipulación es grande. Y más cuando eres la FED y puedes imprimir el dinero que quieras para liquidar las diferencias en caso de pérdidas.

En resumen: desplomo el precio, no me preocupo por el oro (esto no puedo imprimirlo, sí sería un problema en caso de tener que entregarlo) y las pérdidas, las pago con USD que imprimo a discreción. Buen negocio!

Pero algo está fallando últimamente y necesitó la intervención urgente (y la publicidad y el debate sobre la manipulación, que no convienen) los pasados viernes 12 y lunes 15 Abril. Como seguro imagináis ya, la razón es el talón de Aquiles de este esquema: el oro físico. Debido a la demanda creciente de físico y la dificultad en canalizar los inversores al casino de apuestas del mercado de futuros, las reservas de los que quieren contener su precio se reducían alarmantemente; los rumores decían que la situación era cercana a la quiebra (ABN-AMBRO fue el primero). Qué hacer? Desplomar el precio del oro papel para desincentivar la demanda de físico.

El efecto ha sido el contrario: grandes inversores y pequeños ahorradores han acudido en masa a las tiendas para aprovechar estos bajos precios de lo que saben es su seguro para el futuro.

El oro no es una Commodity, es una Currency. No es soja, naranjas o maíz. Es la moneda más estable y en la que más ha confiado la humanidad desde miles de años. El incluirla en el mercado de futuros sirve para manipular su precio. Es el numerador, el espejo donde se deben comparar las demás monedas y materias primas para valorar la evolución de las mismas, y no al revés. Cuando comparamos la evolución de la bolsa en términos de oro, los rendimientos anunciados a bombo y platillo no son tales. Son nominales, no reales. Nos hace replantear la idea de que “la bolsa es siempre una buena inversión a largo plazo”: esto es verdad en términos de USD o EUR, monedas que se imprimen arbitrariamente y se inyectan allí donde el impacto en la percepción del público va a ser mayor: la bolsa. “Si la bolsa sube es que la economía va bien.”

La bolsa vista en base a una referencia sólida, históricamente constante, cambia:

 S&P_priced_in_gold

El ETF SPDR Gold Shares (NYSE: GLD) es el mayor del mundo. Su custodia está a cargo de HSBC USA, banco sospechoso en la operativa manipuladora del oro. Aunque su publicidad anuncia que es “tan bueno como el oro” estudiando la letra pequeña vemos que no todas sus acciones representan oro físico. Solo unos pocos ETFs ofrecen casi la misma garantía que el físico (tema para otro comentario). Este ETF sirve de apaga fuegos de demanda física en Londres: sus recientes movimientos de entrada y sobre todo salida de toneladas, indican que es la fuente principal de metal físico para saciar la demanda creciente en Londres (principal mercado del oro físico mundial).  Una caída orquestada del precio, “justificaría” las salidas del ETF y podría evitar de momento otra quiebra como la de ABM-AMBRO. Llegado el día, los accionistas del ETF aun creyendo que invierten en oro físico, serán liquidados en USD no en metal.

El mercado del papel y del físico empiezan a divergir: el primero ya no marca el precio del segundo, solo hay que ver las primas record por adquirir físico (ver mi comentario anterior). Y esta tendencia va a seguir aumentando. El contener el precio del oro, como mecanismo de alarma de que las cosas no van bien, cada vez es más difícil. La confianza en monedas “reserva” como el USD no tiene más que un recorrido: a la baja. Es importante saber que en la historia siempre ha llegado un momento en el que esa confianza se ha perdido abruptamente en muy poco tiempo, las cosas parece que están bien hasta que no lo están, de golpe. Por eso la importancia de posicionarse previamente y olvidarse de los últimos intentos desesperados por sostener un USD y su rol en el mundo. Las cosas están cambiando y la transición va a ser brusca. Preparémonos consecuentemente.

Pienso que todavía queda un intento desesperado más por parte de la FED / Bullion Banks antes de que choquen contra el muro. Se les han acabado las armas y quizás intenten algún movimiento a la desesperada, un nuevo desplome. Pensadlo y analizad si os conviene un Hedge contra esta eventualidad. Después, la trayectoria alcista esta fuera de dudas.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *