Por qué el imprimir dinero de la nada aumenta las desigualdades

Nota: Después de 3 semanas sin poder acceder al blog, parce que los problemas están solventados. Gracias por vuestros mails preguntando por la sequia. Una pena no poder haber comentado la semana pasada el histórico COT.

Todos lo hemos oído argumentar en debates y leído en artículos de opinión. Hay gráficos que lo demuestran sin ningún tipo de duda (más abajo veremos alguno). ¿Pero, sabemos por qué? ¿Tenemos clara la mecánica?

Es demasiado importante para no saber argumentarlo, especialmente ahora que comeremos y cenaremos con nuestro cuñado y deberemos escuchar sus opiniones precocinadas. O esa cuñada que se horroriza con los atentados del ISIS en Paris (a la que no le han llegado las declaraciones de Putin pidiendo que se investigue la financiación del estado Islámico) porque solo consume mass-media tertuliano. El follow the Money aquí no aplica.

He estructurado el comentario en dos partes: la 1ra es una introducción my básica de la creación del dinero. La necesitamos para la 2da parte, la cual responde a la cuestión de la creciente desigualdad.

Imaginemos Winterfell, un pequeño estado dueño de su política monetaria. Su moneda son cuernos de una especie de alce extinguido hace siglos. Hay en total 100 cuernos, muy valiosos, principalmente por su escasez. Todo marcha excepto por un detalle, ya que como sabéis, una moneda no solo debe cumplir la propiedad de ser “valiosa”, también debe ser “medio de cambio”. Es difícil intercambiar bienes pagando con cuernos; hay pocos, valiosos y son incómodos para el intercambio.

Los gobernantes de Winterfell, para evitar el problema de la escasez del medio de cambio, deciden imprimir 100’000 recibos, cada cual equivalente a una 1/1’000 parte del cuerno. Figurativamente han serrado cada cuerno en 1000 y han emitido un recibo por cada trocito. Winterfell pasa a un sistema de moneda-papel, respaldado por la moneda principal, que es el cuerno.

Ahora la economía en Winterfell va bien, esta engrasada con los recibos emitidos y funciona. Pero sus gobernantes quieren consumir más, contratar a dedo y han prometido más de lo que la cantidad de sus recibos puede darles. Deciden imprimir 100’000 recibos mas, esta vez sin nuevos cuernos con los que respaldarlos. Es importante aclarar que Winterfell no ha producido o creado nada que pudiera respaldar esta nueva emisión. Los dirigentes simplemente han creado más papel out of thin air.

La consecuencia más importante es que el valor de los recibos baja, su poder adquisitivo se diluye. Esto se llama inflación. Hay más papel para la misma cantidad de bienes y servicios (y de cuernos).

La teoría monetarista defiende que “solo” debería crearse más papel-moneda si ésta va acorde con la expansión productiva. Es decir, si Winterfell hubiera producido bienes y servicios equivalentes a los nuevos 100’000 recibos impresos, el imprimir estaría justificado. Dicen que es necesario para facilitar el comercio e impedir la escasez del medio de cambio (evitando el trueque, favoreciendo la especialización etc…). Si esto fuera así, el papel se separaría del cuerno: éste último no es lo que le daría valor, la demanda en sí sería suficiente para mantener su poder adquisitivo; provocada por la expansión de bienes y servicios, por el crecimiento de Winterfell.

Los dos párrafos siguientes, son lo más técnico y quizás complicado del articulo. Pero son los más importantes. Seguid conmigo, luego todo cobra sentido.

El comité de dirección de política monetaria de Winterfell está preocupado por la separación papel-cuerno. Siempre el cuerno ha sido la moneda, el papel es un derivado para facilitar su uso. Propuestas para mitigar el que el valor del papel vaya por su cuenta, sin el cuerno (les asusta el no saber cómo pueda terminar) son el objeto de una reunión de emergencia. La mejor opción, deciden, es tomar prestados 100 cuernos más del gobierno vecino de Casterly Rock, lo que les daría la posibilidad de crear 100’000 recibos mas, respaldados por los cuernos prestados. Este préstamo implica el pago de un interés al prestamista, Casterly Rock.

En ese momento un asistente de la reunión (llamado John Law) hace la pregunta clave:

Señoras y señores ¿Por qué no crear los 100’000 recibos, sin necesidad de cuernos de por medio? ¿Por qué no basar el valor del papel en la promesa del pago de interés? Que en el fondo es lo que importa en esta transacción. Además, los cuernos que nos iban a prestar se hubieran quedado en Casterly Rock, en su cámara de seguridad, con un recibo que dice que están prestados a Winterfell.

Ovación y aplausos. Inmediatamente ascienden a John al cargo del gobernador del banco central de Winterfell (recién creado). Ya que de un plumazo ha hecho realidad el mejor de los sueños húmedos de un gobernante: poder gastar sin rendir cuentas. Sin preocuparse por los cuernos.

¡Importantísimo! Eso sí, todos los gobernantes prometen crear dinero de la nada solo para acompañar el crecimiento. Un pequeño porcentaje al año. ¡Nunca para otros fines! Solemnemente lo firman y están convencidos de que aunque el poder que acaban de usurpar es inmenso (la creación arbitraria del medio de cambio y mecanismo de ahorro de todo ciudadano en Winterfell) serán prudentes y nunca se abusará de ello. Y también lo prometen por todos los futuros gobernantes, ninguno de los que venga después jamás abusará. PIB y deuda irán en paralelo: si el 1ro se mantiene estable, no se puede poner en marcha la impresora.

Se rechazan propuestas de expertos afines al gobierno para suspender temporalmente esta ley en caso de contracciones de la economía: la idea de estos expertos era que se imprimiera y entregara papel a determinados sectores que ellos sabían iban a provocar la vuelta al crecimiento y empleo inmediato en Winterfell. Como decía, eran los expertos más rezagados del gobierno, nadie se fiaba y terminó por rechazarse.

1

(El grafico de arriba es de otro gobierno fronterizo, al cual emigraron los expertos economistas después de ser expulsados de Winterfell. Los datos de empleo, dichos economistas, decidieron que no eran relevantes y prohibieron su publicación. No hacían falta porque todo iba bien).

Y así se empezó a crear deuda, dinero. ¿Su valor? Full faith and credit of Winterfell. La promesa del gobierno de satisfacer la deuda. De poder pagar intereses. La moneda de Winterfell no está respaldada por nada ahora, no tiene valor intrínseco.

Vuelvo a centrarme en el objeto del artículo de hoy y ya acabo (ser prudente y “solo” crear papel al mismo ritmo que crece la economía y todo irá bien, no hace falta valor intrínseco, es interesante otro día podemos analizarlo).

La potestad en sí de crear el dinero. Quien la tiene y para qué. Quien gana y quien pierde. El famoso “Give me control of a nation’s money and I care not who makes it’s laws”.

Y ya vale de alegorias de Winterfell y Castle Rock.

Un Banco Central imprime, extiende una línea de crédito a tipos de interés casi 0, para sus amigos los bancos (en el caso de la FED, sus accionistas). El ciudadano no tiene acceso directo a ese dinero. Es el trato perfecto: dinero gratis, sin collateral y si lo pierdo me rescatan. Y no acaba aquí: con el mágico sistema de la reserva fraccionada, multiplico varias veces el dinero que me prestan. Las posibilidades son ilimitadas con riesgo mínimo: vía libre a invertir el dinero recibido gratis donde yo quiera con el único objeto de maximizar mi beneficio (no para ayudar a nadie ni estimular nada). Prestándolo al ciudadano para comprar coches, invirtiéndolo en bolsa, especulando en FX, atacando monedas de países débiles… Y si el ciudadano no lo devuelve, le embargo. No tengo ningún problema moral en quitarle su casa aunque a mí no me haya costado esfuerzo alguno obtener lo que presto. Lo he creado de la nada y me dan más si lo necesito pero eso no significa que no pueda desahuciar.

Estoy por encima de los demás,  tengo un privilegio. Ejerzo lo que en su día unos gobernantes permitieron; desde ese momento algunos animales se convirtieron en más iguales que otros. I am doing “god’s work”. A seguir que son dos días y además la gente no se entera, si uso un poco de lenguaje sofisticado en paralelo a la Bread and circuses strategy.

Los Bancos Centrales, permiten a sus amigos los bancos y a otros individuos que están cerca de la cañería del dinero fresco recién creado, acumular jugosos beneficios. Gratis y casi sin riesgo.

Imaginad que nos conceden un crédito de 1 millón al 0.25% que podemos apalancar hasta 19 millones (5% reserva fraccionada). Solo con prestarlo a un 4% a inocentes que quieran hipotecarse, tendríamos unos beneficios de 760’000 anuales. Con el sueldo medio del ciudadano en 30’000, ¡se pagarían 20 años de salarios de un trabajador! ¡En un año! Pero los bancos centrales no comparten este chollo con nosotros. Solo con su círculo.

El mayor de los privilegios.

El poder de crear y distribuir el dinero.

El que hace explotar la brecha entre los que están cerca de la cañería y los demás, pobres deudas consumistas andantes. Contentos porque la Real Sociedad ha ganado. Gestionando sus prioridades nefastamente. Leyendo y debatiendo idioteces como esta que insultan nuestra inteligencia.

El que acumula beneficios brutales para unos, a costa de otros. La creación del dinero sin relación alguna con la producción de bienes y servicios. La financializacion de la sociedad. La estupidez de justificar la creación del dinero para “estimular”.

Quiz: En el grafico de abajo, ¿alguien puede señalar el año de la reunión de la separación papel-cuerno?

2

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *