Por qué siempre oro físico

Captura

Es una pregunta recurrente, que aunque hemos tratado muchas veces en este blog, merece la pena revisar. Por otro lado, es algo que tengo pendiente con un lector y en vez de discutirlo privadamente he pensado mejor hacerlo público.

La importantísima recomendación de invertir en oro físico en tu posesión se puede argumentar desde varios ángulos. Tiene múltiples razones de ser, hoy voy a elegir quizás la mejor, muy bien detallada en este reciente artículo: el cual no se centra en recomendar físico, sino que habla de otros temas que nosotros aprovechamos para llegar a las mismas conclusiones. Dejadme coger los puntos más importantes del mismo y ayudaros con el inglés, los temas técnicos y la jerga.

En 2009 y 2010 en plena crisis bancaria, en el momento en el que ya no podían ocultar sus putrefactos balances y estaban en la cuerda floja (los rumores decían que unos de los grandes bancos FR tenia fecha para la declaración de quiebra), el Financial Times reflejó en un artículo algo sorprendente aparecido en el annual report del BIS . En él, estos cracks de Basel declaraban haber swappeado 346TO de oro con diversos bancos comerciales europeos. Es decir, los bancos, en crítica necesidad de dinero (USD), estaban entregando oro a cambio de cash como locos. Las fuentes normales de collateral, las garantías standard, como MBS, deuda nacional etc… o no se aceptaban o el haircut era demasiado para cubrir las necesidades de liquidez de nuestros amigos. Dicho de otra forma, no me ofrezcas tu casa o tu coche como garantía, no me vale: si quieres cash dame el oro: the ultimate currency, el collateral por excelencia aceptado universalmente.

Recordad que era un periodo en el que los Bancos Centrales todavía no habían salido a escena para decir que garantizaban y aceptaban cualquier collateral (queso Feta y Ouzo incluidos) a cambio de su dinero recién impreso para salvar a sus protegidos. Eso sí, solo para los bancos, a ti, a mi o al sector pensionista nada. Supongo que eso nos pasa por no haber especulado inconscientemente, no haber incurrido en riesgos brutales, no haber apostado con dinero ajeno y no haber manipulado ningún mercado. Ya sabéis, la próxima vez que apliquéis para un rescate de Draghi, presentadle un curriculum de conspiración mafiosa claramente delictiva si queréis tener alguna oportunidad.

No perdamos el hilo, estábamos con las 346TO de oro físico que los bancos entregaron al BIS a cambio de USD. Estas toneladas, parecen sospechosamente demasiadas para pertenecer a un banco en quiebra.

¿O quizás no?

Hum, definitivamente no. Porque el oro unallocated (en un pool sin números de lingote asignados a cada inversor particular) siendo un banco el custodio, esta a su disposición para hacer prácticamente lo que quiera con él. Es otra cuenta corriente más que corralitizar, demasiado jugosa para no atacarla. El inversor individual se deja convencer de que ahorra comisiones de almacenaje, seguros… y añadiendo un toque de miedo invocando la posibilidad de un robo, acepta recibir un papel en el que se escribe que el banco tiene una deuda con él en oro (o sea, un pagaré).

Ese oro prometido en pagaré (puro papel), es el que el banco ahogandose dio al BIS a cambio de ansiada liquidez.

Y al inversor, en caso de problemas, se le indica que hay clausulas en el contrato para poder devolver en papel lo que pone en el pagaré a un precio X de cotización de un día determinado. Metal no. Y si son muchos los problemas, se le indica amablemente que se ponga a la cola en el concurso de acreedores tras la quiebra (aquí ya contentos con cobrar algo, que poco se parecerá a un lingote).

La única cosa parecida a oro que verá el cliente a lo largo de todo este proceso, es el membrete dorado en el papel del pagaré.

Como con MFGlobal, los activos tienden a evaporarse muy fácilmente. Los bancos en 2009, 2010, 2011 no quebraron gracias a intervenciones sin precedentes con taxpayers money, pero si hubiera seguido todo el curso natural, el ciclo boom-bust de Von Mises, hubiéramos respirado mucho vapor de oro.

Parte de ese precioso vapor dorado, hubiera sido tu metal.

Desgraciadamente no sabemos la cantidad de metal que se utilizó ni donde terminó. No hay transparencia en la contabilidad. No podemos saber el físico que respalda los recibos emitidos. Deliberadamente se oculta esta información; y ya os imaginareis la razón. ¿No serias transparente si no tuvieras nada que ocultar? ¿No te gustaría generar confianza?

Si has llegado hasta el punto de leer mi blog y los interesantes comentarios de otros lectores, supongo que sabes la necesidad de invertir en metal. ¿Por qué añadir un counterparty risk a la inversión que por otro lado es la correcta? Y esto aplica a cualquier proveedor de metal por internet, ETFs… incluso oro allocated. Un abanico de opciones de más a menos malas. ¿Quien no ha hecho estas transacciones vía su banco? No sé el grado de garantía que ofrecen estos custodios, entiendo que es mayor que un banco ya que están fuera del sistema bancario per se. ¿Pero por qué añadir la variable de incertidumbre de solvencia de tu interlocutor en la inversión en metal? ¿Por que middlemen?

Yo no creo en futuras confiscaciones (lo hemos discutido mucho en el blog), sé que históricamente las ha habido pero sobre todo en patrones oro, donde si quieres aumentar la masa monetaria tienes que considerarlo (un QE en un patrón oro es más complicado). Dicho esto, si soy el director de operaciones de la Agencia Tributaria y quisiera confiscar, sé exactamente qué tengo que hacer para “congelar” ciertos activos. Sabría exactamente como identificar y seguir la trazabilidad. Y personalmente creo que se hará: no para confiscar pero sí para imponer una tasa especial (un impuesto del 90%) a los “especuladores” que se han beneficiado de revalorizaciones “excesivas” en metal (y por no haber comprado letras del tesoro y haber perdido como todo el mundo), ya que el metal volverá a la escena monetaria.

Primero congelar, confiscar, corralito, y preguntas después.

El metal en tu poder, implicaría la necesidad de emplear fuerza física. Después de probar que realmente lo tienes.

El approach cambia: primero pregunta educadamente y luego, si puedes, confíscalo.

En el metal, la posesión será más importante que el precio.

Y sé que hay un lingote, en una caja fuerte en Singapore, con un número de serie contractualmente ligado a ti. Estas 99% seguro y confías en el interlocutor. Aseguran que está fuera del sector bancario.

Yo prefiero tocar las cosas. Sentirlas.

Échale una pensada a todo esto cada vez que tu interlocutor te manda una compliance letter para que confirmes tus datos. Porque las autoridades se lo exigen. Por temas de “blanqueo de capitales”.

Yeah. Right.

 

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Por qué siempre oro físico

  1. Pablo dijo:

    Para un poco mas de informacion del BIS y las toneladas del oro de los bancos comerciales, este articulo es muy bueno:
    http://www.alhambrapartners.com/2016/01/27/fractions-of-gold/

    Pero han aprendido la leccion, si ya antes estos temas se hacien con la mayor discrecion, esta vez lo sera aun mas. La informacion al respecto va a ser cada vez mas opaca, por ejemplo, los chinos dejan de publicar el oro que importan desde Hong Kong, a pocos meses de abrir el SGE. Estamos llegando a un momento en el que nadie quiere decir lo que tiene (o no tiene) y posiblemente durante un tiempo no sea posible ponerle precio (el mercado del oro cerro unos dias cuando colapso la London Gold Pool). Por ahora ya ha habido un aviso sobre las dificultades a la hora de fijar el precio de la plata que tuvo una divergencia de precio de 80cts durante 14 min.

    Ante esta situacion, solo se puede estar seguro de dos cosas:
    1. El oro (fisico) que tiene uno mismo
    2. Que todos querrian tener mas del que tienen

    Saludos y a ver si hay una segunda convencion de MPs

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *