¿Recuperación o Distorsión?

Ratios de deuda / PIB en máximos históricos.

Si analizamos la deuda aisladamente, tenemos titulares en el periódico de hoy que dicen El pasivo de las Administraciones alcanza el 96,5% por primera vez en un siglo. Tasas de paro, que si bien recientemente han dado un respiro, están todavía en niveles muy altos. Y son la preocupación nº1 del ciudadano.

Y un indicador que me parece vital seguir de cerca (la razón después), como la creación de crédito, también en niveles depresivos que no apunta a mejorías sostenidas en un futuro próximo.

Ante todos estos síntomas de recuperación, y digo recuperación porque la clase política así nos lo hace ver, llegamos a la distorsión. La vemos en el gráfico de abajo.

Podría haber elegido la deuda Española, pero el caso Griego, con sus datos macro al límite es más significativo. El interés que debe pagar para financiarse ha llegado a unos niveles que aisladamente podrían interpretarse como “aquí no pasa nada, todo parece normal”.

Haced por favor el ejercicio siguiente la próxima vez que os vendan en el Telediario la mejora de la prima de riesgo (ésta baja al bajar el tipo de interés de la deuda, como vemos en el gráfico): ¿quién hace que baje, quien puja por ella, quién la compra? y ¿sostenibilidad de la bajada?

La respuesta a la pregunta núm. 1 no es el ahorro privado; el sector privado está contrayéndose. No son los excedentes del comercio, las ventas y el crecimiento. Son los bancos centrales, vía su creación de liquidez, tipos de interés a 0 y demás políticas expansivas sin precedentes que “obligan” a buscar cualquier producto (por malo que sea) para todo ese dinero que reciben los bancos gratis. La bolsa y sus irracionales valoraciones es otro receptor del mismo. Da igual los fundamentales de una determinada empresa o país, hay que comprar ya que no hay nada más que dé interés. Es mejor que prestarlo al ciudadano en recesión para que después me aumente la tasa de mora.

La distorsión, vista como separación de valor real y precio del producto, es total.

La respuesta a la pregunta núm. 2 es que no. En mi opinión, la intervención del estado/Banco Central debe ser puntual: recordemos que la injerencia pública actual empezó en 2008 y sigue ahí, 6 años después en un experimento sin precedentes (por eso sube la deuda, ver link artículo más arriba). Y seguimos en crisis. No se puede pasar el testigo al sector privado para que tire él. Nunca se podrá.

Esta dependencia es lo que muchos analistas, que esperan una súbita recuperación en el comercio, empleo y prosperidad no ven.

Draghi, y sobre todo EEUU sí lo entienden. A veces pienso que la venta de la recuperación económica (inexistente) que nos hacen, servirá para culpar a Rusos o Chinos por haberla truncado, en Ucrania, Siria etc… Quizás busquen que sea éste el escape al callejón sin salida que supone el sostener todo imprimiendo, vía déficits.

Pura especulación por mi parte, pero las provocaciones occidentales “buscando pelea” no tienen sentido con la plena recuperación. Sí la tienen como pantalla a un sistema podrido, en banca rota.

Esta entrada fue publicada en Macro Analisys y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a ¿Recuperación o Distorsión?

  1. Pingback: Anónimo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *