Skip to content

Regular o no Regular

Al arrancar una charla, es bueno conectar con el público cuanto antes; para romper el hielo, para que el ambiente se distienda y el mensaje llegue antes. En un ambiente relajado, de confianza, la atención es mayor. La teoría es que puedes hacerlo de dos formas: la primera es vía una anécdota, una broma, que haga sonreír a la audiencia. La segunda es vía una provocación, que despierte interés inmediato. Por mi carácter vasco, con poca gracia natural (mi mujer lo explica muy bien, con gran riqueza de adjetivos) me veo obligado a utilizar la segunda opción.

Y la frase provocativa, suele ser siempre la misma: “Entre la gente que estáis hoy en la sala, puede que haya fontaneros, arquitectos, panaderos o conductores de autobús. Cualquiera que sea vuestra profesión, excepto si sois médicos, yo puedo permitirme el lujo de no saber absolutamente nada de lo que hacéis. Nunca al revés, vosotros tenéis la obligación de saber sobre economía y finanzas; es la base de todo lo que hacéis, ya que os pagan en dinero y no podéis no saber lo que es”

Ya está. Como solo uno entre mil sabe lo que es el dinero, despierta el interés. Capto la atención. Supero mis carencias de pueblo endogámico pre-indoeuropeo, aislado por montañas y mar chungo, donde la comunicación vía gestos, miradas y gruñidos todavía impera. El sentido del humor es WIP.

Give me control of a nation’s money and I care not who makes it’s laws. Mayer Amschel Bauer Rothschild

It is well enough that people of the nation do not understand our banking and monetary system, for if they did, I believe there would be a revolution before tomorrow morning. Henry Ford

Suelo incluir en las primeras slides estas dos citas, que poca gente sabe lo que significan. Mucho más actuales hoy que cuando se dijeron. La audiencia sabe que las cosas no van bien, cada vez nos cuesta más en la vida, y sospechan que el foco del abuso es primordialmente financiero, “son los bancos”, pero todavía se necesitan atar varios cabos.

Y así se llega al debate de más regulación, mas leyes, mas intervención pública es la solución o lo contrario, menos (laissez-faire). Y la gente entonces opina según su pertenencia política. El votante del PP cree que tiene que defender la menor intervención del estado y el de Podemos, lo contrario. Pura inercia de afiliación, sin ningún tipo de análisis. Como aquel tertuliano del PP en el debate de LaSexta, citando a Ayn Rand como modelo a seguir, totalmente ajeno a su ingenuidad utópica.

El sistema esta trucado, amañado, no puedes aplicar soluciones utópicas idealistas en una base corrompida, independientemente del espectro político de donde venga la solución.

Personalmente, creo en la no-regulación; ahora bien, pura y dura, la única forma en la que puede funcionar y nos beneficiaríamos todos. Creo en el free-banking: los bancos que hagan lo que quieran, que se apalanquen sin límite, que emitan su propia moneda (sin Bancos Centrales), que moneticen hipotecas basura… ahora bien, nada de rescates, nada de garantías implícitas de un Banco Central, nada de ley de garantía de depósitos, nada de discount window (prestarles dinero a tipos 0 o muy favorables). Esto tiene un inconveniente para la mayoría, que para mí es una ventaja porque no me gusta que decidan por mí: se traslada al ciudadano la responsabilidad de dónde pone su dinero, la responsabilidad de elegir bien el banco, hacer los deberes. La actitud irresponsable se penaliza porque si el banco quiebra, te quedas sin dinero. Lo mismo para los bancos, los irresponsables no duran. El abuso, el engaño y el fraude (compinchados con el político de turno) no formarían el business case como ahora. El papá estado no está ahí para nadie.

Ahora bien, si el sistema esta corrompido como ahora, creo en la regulación. Hay que regular los bancos. Que de hecho se hace: pero solo se regula el Pasivo de sus balances. Se regula el que no se queden sin dinero después de cualquiera de sus abusos, los cuales hubieran provocado su quiebra. La regulación (rescates) en forma de TARP, QE, garantía depósitos etc… se hace pasar en el congreso (con dinero del contribuyente) como necesario por el riesgo sistémico, porque son “too big to fail”. Esto es moralmente atroz, pero vale, OK.

Ahora vayamos al otro lado, a la regulación del Activo, ¿qué encontramos? Prácticamente nada. Con capital cero o negativo en algunos casos, se permite funcionar sin problemas. Se permiten recompra de acciones contra deuda (en caso de que las cosas vayan mal los accionistas del banco son menos afectados, hay menos capital, es el contribuyente quien paga la factura), se permite apalancarse con un activo mínimo, re-hipotecándolo sin fin… ¿Dónde está la regulación que obliga a una proporción entre el capital en tu activo contra los riesgos que asumes? ¿Cómo puede ser que la cartera de derivados del Deutsche Bank sea múltiplos del PIB de Alemania? ¿Qué pasa si quiebra, qué hay provisionado en su balance para esta circunstancia? Y no me vale que la cartera este hedgeada (todo largos y cortos), y la Net exposure sea mínima. En caso de problemas lo que importa es la Gross exposure.

Mi punto de vista es que la ideología política limita la capacidad de solucionar problemas, es para mentes con intereses personales beneficiados en defenderla (o mentes mediocres sin más). Debe ser cambiante y flexible en sus ideas, no se puede aplicar universalmente. En algunos casos Podemos debería defender la libertad no regulada y en otros el PP la estricta regulación.

Pero esto no va a pasar. El abuso y corrupción del sistema monetario actual no acaba con reforma, sino con implosión. Si no puedes salvar el sistema, sálvate tú y los tuyos. Ya sabes cómo.

Nos vemos el día 22 de Abril en Valencia, en las jornadas del metal.

2 Comments

  1. Juan Juan

    Hola Unai,

    interesante artículo de nuevo. Yo creo más en la regulación quizás porque es lo que he visto en toda mi vida, pero claro, en una regulación con una democracia sana y un ciudadano informado adecuadamente, con medios libres que no poseen deudas, etc. Nuestro sistema está más que corrompido, y así nos va.
    Desde la izquierda te enseñan a la autogestión, la participación, solidaridad, etc Pero creo que voy descubriendo que nada de esto va a funcionar para plantar cara al sistema actual. Ya intenté en su momento de abrir los ojos a cuanta más gente mejor pero como dices, el fúmbol y los quehaceres cotidianos interesan más.

    Mi visión de futuro es colapso, y lo que salga de ahí espero que sea mejor. Como dice el profesor Carlos Taibo.

    Nos vemos en Valencia, un saludo!

  2. Paciencia Paciencia

    Hay que regular, pero si nadie hay para hacer cumplir la regulación. Es como si de repente desapareciese la guardia civil de trafico y los radares de las carreteras españolas. El personal no iba arespetar la limitación de velocidad a 120 o igual si.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *