The Big Picture

La mayoría de los que leéis este blog no tenéis perspectiva monetaria.

Igual que yo.

Cuando Nixon cerró la gold window en el 71, o no habíamos nacido o éramos demasiado jóvenes para acordarnos de otro sistema; basado en oro. Todo lo que hemos estudiado, lo que hemos comprado y en lo que hemos invertido ha sido siempre vía papel. A nivel transaccional individual, incluso tendríamos que haber nacido mucho antes de la década de los 70 para tener otra referencia, ya que aun siendo el oro el eje monetario mundial, respaldando al dólar, éste no era accesible en el día a día. Cuasi exclusivamente solo podían cambiarlo por dólares los bancos centrales, a gran escala. De ahí el nacimiento de ese lingote standard de 400oz (11,34Kg), prohibitivo para el ciudadano.

Una pausa. Os quiero pedir una cosa: mientras seguís leyendo, situaros por favor en los años 20. Acabas de sacar un billete de 50 dólares del bolsillo y consideras normal lo que pone: gold certifícate, payable to the bearer on demand. No podría ser de otra forma, no puede ser solo un papel. Haced este ejercicio y a la vez daros cuenta de que no es fácil, la mayoría no entiende lo que implica. Somos uno entre mil.

Volvamos a los Bancos Centrales. EEUU en los años 50 tenía 20.000 TO de oro. Cuando Nixon rompió Bretton Woods para siempre en 1971, quedaban 9.000 TO. ¿Dónde fue a parar la diferencia? A los trading partners con los que comerciaba EEUU: éstos vendían sus mercancías, y recibían como pago por ellas USD; pero viendo la política inflacionaria americana, los cambiaban por oro físico tan pronto como podían. Incluida España.

Redondeando las cifras, 3000TO a Alemania, 2500TO a Francia, 2500TO a Italia, 1000TO a Holanda etc…

Fast Forward hasta hoy nos encontramos con China. Si hacemos un cálculo de las reservas de oro respecto al PIB de cada país (ratio más válido que un valor absoluto como el nº de TO de oro) nos encontramos con estas cifras: 2,7 EEUU; 2,7 Rusia (Rusia tiene 1/8 de las reservas de oro que tiene EEUU pero su economía es un octavo de la americana); 3,5 el conjunto de la UE… y China = 0,5.

La última vez que China hizo públicas sus reservas de oro fue en 2009, con algo más de 1000TO. Estaba atrapada en papel, sus reservas estaban compuestas básicamente de USD. Una devaluación del USD, aunque muy deseada por la FED para aliviar la excesiva deuda y reactivar la economía, haría mucho daño a China. Imaginad una tasa de inflación del 3% en el periodo 2009-2013. 5 años * 3% = 15%. De los 3 billones de reservas USD Chinas, supone una pérdida de 450mil millones.

A China, EEUU no puede proponer soluciones tipo “es tu problema”. Había que negociar. Y el eje de la negociación fue sin duda el oro. Como ha sido siempre. China necesitaba un hedge a sus reservas de papel. Todos los trading partners de EEUU tenían ya el suyo, y China sabe hacer el ejercicio que hemos hecho antes, sabe que el papel no puede ser solo papel. Su tradición monetaria va más allá de Friedman, Keynes y el bufón de Krugman. Sabe que el mundo de papel post 71 en el que vivimos se va a resetear, pronto. Y papeles no te dan fuerza en una mesa de negociación.

Hacía falta equilibrar las reservas.

¿Cómo hacerlo cuando nadie vende y hay un gigante comprando, en un mercado escaso? Esa es la parte del trato a cargo de EEUU: con sus armas de economía ultrafinancializada parasitaria. Con leases, forwards, futuros y el Comex.

¿Demanda física en 2013 sin precedentes junto con una caída del precio papel del 28%?

Un futuro, un ETF, un fondo etc… no es oro. China no quiere eso. Puede que tenga algo de exposición al metal, replique más o menos su precio. Pero son contratos y están sujetos a riesgos. El oro físico no: por eso tienen razón los críticos del metal cuando dicen que el oro no genera ningún rendimiento. El interés hay que pagarlo cuando hay riesgo. En el oro no lo hay. Ni de contrapartida, ni siendo el pasivo de nadie. No es deuda, crédito.

Se ha hecho mucho esfuerzo para contener el precio derivado de la brutal demanda física. Se ha apilado mucho papel para ello.

Una vez el sistema equilibrado, China y su ratio % reservas de oro / PIB en línea con su peso mundial, provocará un ajuste en el metal que probablemente no sea ordenado. Yo me prepararía consecuentemente.

Ya está.

Ya podemos cambiar de nuevo al modo convencional. Para comprobar que hemos vuelto a él deberían ser normales ahora preguntas como:

Ya esta Unai con su oro… ¡el oro de Moscú!

Pero cómo voy a comprar oro yo… ¿eso dónde se vende?

Nooo, el del banco me ha dicho que es muy arriesgado.

 

PS: Gracias a Ana por su generosa donación ayer. El mismo día que estrené el botón de donar.

Esta entrada fue publicada en Macro Analisys y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a The Big Picture

  1. Pingback: Anónimo

  2. Juan dijo:

    Hola Unai,

    has visto las últimas informaciones desde ZH de los nuevas maneras de importación desde China? Al parecer quieren echar un telón de opacidad sobre el asunto. Quien sabe cuándo será. Por otra parte, no se cómo el reventón de la megaburbuja china afectará al mercado del oro.

    Saludos!!

  3. Unai Gaztelumendi dijo:

    Hola Juan

    Sí, se trata de ocultar lo máximo posible el flujo de oro que recibe China. Desde HK hay estadísticas comerciales que se heredaron de la ocupación inglesa y dan una idea de lo que China esta acumulando. Hasta que haga públicas sus reservas de oro (como la última vez en 2009), el mercado debe permanecer controlado, ajeno a lo que pasa, para evitar una explosión del precio.

    Respecto a la burbuja China, estoy de acuerdo. Han impreso incluso más que la FED estos años. La depreciación reciente del Yuan, bastante fuerte, es una señal a esos carry-traders para que empiecen a desinflar. No sé si sera ordenado o no. El físico que se pueda liberar, las ventas forzosas de activos que deban hacer, no creo que salga de China. Se absorverá oficialmente.
    Personalmente creo que la respuesta a un reventón es diferente en Asia que aquí: tienen claro lo que les protege de devaluaciones y deflaciones. Veremos si pujan por el metal o se desarrolla de otra forma.

    Saludos
    Unai

  4. Claudio Vargas dijo:

    Hola Unai!

    Claro que el dólar es un problema para los chinos. Como lo fue para los europeos tras el default de Estados Unidos durante la época de Nixon (el dólar se devaluó un 50% respecto al marco o el franco suizo. Incluso más). Por eso los chinos están comprando oro y por eso todo el área dólar lo vende; para mantener el artificio un poco más hasta que todo reviente. Las deudas estadounidenses y europeas (de sus países periféricos), son impagables. Lo saben en Nueva York, en Madrid y en Pekín.

    Por diversas razones macroeconómicas adversas -por problemas estructurales muy difíciles de solucionar a largo plazo (como el precio del Petróleo, el envejecimiento de la población, etc.)- jamás vamos a tener un crecimiento económico que permita pagarlas. El crecimiento de la deuda corre muchísimo más deprisa que el PIB. Y así es imposible que esto acabe bien. En un futuro no muy lejano habrán grandes devaluaciones o quitas. Lo que al fin y al cabo es lo mismo porque afectará al bolsillo de los acreedores.

    Putin lo sabe, los chinos lo saben, todo el mundo lo sabe. Lo de Ucrania es ejemplo más de que “de perdidos al río”. Así piensa Putin. Y los chinos monitorizan muy de cerca lo que sucede en Europa porque después les tocará a ellos. Vamos a ver si Estados Unidos es un “tigre de papel”, no? Occidente puede tocarle las pelotas a los rusos… Pero al estar tan endeudados y con una gran crisis energética en ciernes y a pesar de la deflación en que se hunden nuestras economías, creo que tiene las de ganar a largo plazo.

    Incluso militarmente Rusia ya no es el país inofensivo de ayer. Mucho ojo a la evolución de los misiles S-500, los K-77M y a los nuevos supersubmarinos de la clase Borei.

    Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *