Todo sube… menos el oro

La bolsa recientemente en máximos históricos. El mercado inmobiliario en Londres, sobre todo el de gama alta, se han disparado. El mercado del arte marca records en subastas. Los diamantes. Todo lo que conserva el valor ante episodios de exceso de deuda y pérdida de valor en la moneda está en demanda, y se puja alto por ello. Mientras, en otras materias primas (maíz, soja, café etc… e incluso el petróleo) no vemos la subida: de hecho bajan.

Estas últimas se consumen, cuestan almacenar y/o son perecederas. Además, son bienes los cuales una subida de un 10% semanal (las casas en Shanghai) provocaría revueltas y despertares del 99’9% contra el 0’1%, cosa que éste último quiere evitar a toda costa.

A la FED y el BIS no les preocupan los cuadros. Tampoco la vivienda, desde un punto de vista monetario, de estabilidad. Lo demostraron creando y explotando la última burbuja que tanto daño ha hecho. Un mes antes de la crisis, Bernanke declaraba que no veía ningún riesgo, cuando todo analista serio (aun sin acceso a la información vital que tiene la FED) advertía de precios insostenibles y problemas sistémicos. ¿Diamantes? Tampoco, ya sabéis porqué. Rothbard es el que mejor lo explica.

El oro es otra cosa. A la FED y el BIS sí les importa.

Ron Paul preguntó a Bernanke si al despertarse por la mañana y al acostarse por la noche pensaba en el precio del oro: Bernanke se le quedó mirando, sin contestar.

No se lo oiremos decir a él o a Yellen, no pueden admitirlo. A estas alturas también sabéis porqué.

En el análisis de hoy, la idea que propongo para que maduréis tranquilamente es la siguiente: elegir entre estas dos opciones.

Todo sobre simplificado para que el mensaje llegue más claro.

Opción 1: El oro no es como el arte, ni tan bueno como un piso en Londres, ni nada parecido a un diamante (el que se engarcen uno con otro es casualidad). Por eso mientras todo esto sube, el oro es lógico que baje. Las razones que hacen subir a estos últimos, no aplican al metal: la correlación siempre ha sido así y si uno sube el otro baja. El oro es algo que va perdiendo valor, no como lo demás.

La élite, siguiendo la famosa centenaria “ley del tercio” para conservar su riqueza generacional, parece que se olvida de algo. La ley del tercio es: 1/3 land – 1/3 fine art – 1/3 gold.

Opción 2: El oro es el espejo de cualquier moneda reserva o sistema monetario. En este caso del USD. Es la señal, la alarma más importante para saber si las cosas van bien o no. Es algo que alertaría al 99,9% y se harían preguntas sobre la idoneidad de guardar sus ahorros en USD o algo alternativo. Afectaría al grado de aceptación de un papel de colores.

El bitcoin manda ciertas señales pero sin mucho alcance. La mayoría no lo entiende y a partir de una cierta edad, ni saben lo que es.

El oro es otra cosa.

Con la siguiente pregunta no quiero condicionaros a coger una opción. Pero, a la vez, quiero seguir con mi hilo argumental.

Si crees que la número 2 es la correcta, y eres el presidente de la FED, o el gobierno de turno al cual financia sus déficits, ¿qué harías?

(Los que habéis escogido la número 1, podéis no seguir leyendo)

Controlar, contener, suprimir el precio del oro. Obviamente. Quitar todo foco de atención.

¿Es sostenible está opción? No. Los últimos 4000 años no lo ha sido; aunque quizás esta vez sí, quién sabe. This time is different como decían Rogoff y Reinhart.

Yo apuesto a que no.

Y el flujo físico, lo importante, indica que tampoco.

Los Bancos Centrales no venden. Compran. Los Bullion Banks también (estoy deseando ver JPM de cuantos contratos es stopper este Diciembre).

El único que vende es aquel que sucumbe a la propaganda y entrega sus monedas o lingotes y espera a ver qué nuevo sistema monetario le organizan. También vende su ETF. Pero no importa, confía que su gobierno pensará en él y sus intereses se sobrepondrán a élites de banqueros y magnates. Siempre ha sido así. Seguro.

Esto provoca el flujo de occidente a oriente. Las liquidaciones del GLD y su tránsito por las refinerías Suizas para reconvertir el lingote LBMA de 400oz en lingote de 1 Kg, el preferido Chino. Todo de cara al nuevo equilibrio de poderes. El oro da ese equilibrio.

Para no llegar a ser un cuadro ni un piso no está mal.

¿Cuánto tiempo habrá acordado EEUU y los demás vía BIS con China? ¿Cuánto tiempo mantengo el precio contenido para extraer el físico de los pequeños, de la gente que asusto (porque OK a que China acumule pero del mío no te doy) y así China sale del USD?

Tengo que colaborar ya que China tiene 3 Trillones de USD en reservas y no conviene a nadie ponerse a malas.

Ante este sentimiento negativo record hacia el metal, si eres alguien tan contrarían para considerar comprar, éste es uno de los mejores momentos. Gente muy lista, en privado, sé que está comprando. Ayer sobre los 1250USD/oz se convirtieron muchas órdenes.

El autobús no va a pasar, hay un problema. Los conectados ya lo saben y actúan.

El ciudadano medio, esperando en la parada, no se ha enterado. Empezará a sospechar cuando se vaya acumulando gente. Solo cuando mire hacia atrás y vea una muchedumbre lo entenderá, de golpe. Pero ya es tarde; tendrá que correr, o coger un taxi: a un precio mucho más alto que el billete de autobús.

Esta entrada fue publicada en Macro Analisys y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *