Trueque-> Metales preciosos-> Fiat money

Hace unos días empecé a leer un libro que tenía seleccionado desde hacía algún tiempo. Después de Jim Rickards y la última novela negra de John Connolly que leí en 48h (no es la mejor pero Charlie Parker siempre te atrapa), un tal David Graeber pedía paso.

Me lo recomendó un amigo que asistió a una conferencia que di hace algún tiempo. Fue una recomendación especial, porque su área no tiene nada que ver con la economía y menos con la política monetaria, pero al ser alguien con criterio, retuve el autor. Y como suele pasar muchas veces, poco después lo encontraba en todos lados. Lo citaban en webs, en blogs que leo a diario, en el último libro de Rickards que acababa de terminar… Esto hizo que subiera varias posiciones en el orden de prioridad de lectura.

Primera sorpresa: David Graeber es antropólogo, no economista. Es una sorpresa por cómo maneja los términos técnicos, por la profundidad de su crítica a ciertos aspectos puramente financieros. Lo que digo siempre: “primary dealers”, “swaps”, “forward sales” etc… son términos artificialmente técnicos para descorazonar a la población. Para que los deleguemos en unos pocos y ellos decidan sobre estos temas tan difíciles de entender.

Los principios básicos están al alcance de todos y la mayoría de veces bastan para entender lo que pasa y ser autosuficiente en las decisiones financieras.

Si no tienes una formación económica, la diferencia está en haber leído o no el siguiente libro. Así de fácil. The Creature from Jekyll Island. Si no lo has hecho, cómpralo. Ahora.

Y si me dices que no tienes tiempo y el siguiente fin de semana estás viendo fumbol, tendrás lo que te mereces. Dependerás de un economista director de sucursal bancaria toda tu vida. La peor maldición que existe.

Pero supongo que el Aleti habrá ganado la liga y serás feliz. Nada importará.

Cierro este apartado libros y actitud provocativa buscando una reacción que tantos disgustos me ha causado personalmente en el pasado. Ya sé que psicológicamente no es el mejor approach. Y supongo que tampoco es lo mejor para promocionar este blog.

Vamos a la segunda sorpresa del libro: la evolución lineal del dinero Trueque-> Metales preciosos-> Fiat Money, no tiene base antropológica alguna. El que un método de cambio comúnmente aceptado (una moneda) apareciera para facilitar el intercambio (trueque) de huevos por zapatos al avicultor y zapatero respectivamente, es falso. Yo avicultor, necesito unos zapatos nuevos: el problema es que el zapatero no necesita mis huevos, que es lo que produzco y a lo único a lo que me dedico (especialización). Vender los huevos y recibir a cambio algo (unas monedas) que toda la sociedad valora, incluido el zapatero, no ha sido la solución natural evolutiva.

Es una simplificación económica más. Algo que se nos da muy bien.

No hay pruebas de que en alguna cultura, comuna o tribu, el trueque 12 huevos = 1 zapato existiera más allá de algo puntual.

OK Unai. Corta el rollo y vete al grano. ¿Qué había antes de la moneda? ¿Antes del medium of exchange; unit of account y store of value?

Deuda.

El zapatero entrega el calzado al avicultor sin contraprestación inmediata. Se genera un sentimiento de obligación con respecto al otro, algo pendiente a compensar en el futuro. Ya está. Desde nuestro punto de vista económico actual es difícil verlo: entendemos todo como un negocio individual y egoísta. Obtener lo máximo posible al menor coste.

Pero ese sentimiento de obligación del que recibe, es poderoso. Lo mismo del que entrega (vende): se crea una relación jerárquica. Los ejemplos  detallados en el libro, que incluyen sociedades antiguas y modernas reales (en Papua Nueva Guinea, Inuits…) ayudan a imaginar ese “otro mercado” pre-dinero.

El cómo estas meras obligaciones se convierten en deuda y sus consecuencias, en un próximo post.

Esta entrada fue publicada en Macro Analisys y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Trueque-> Metales preciosos-> Fiat money

  1. Ignacio dijo:

    “El zapatero entrega el calzado al avicultor sin contraprestación inmediata. Se genera un sentimiento de obligación con respecto al otro, algo pendiente a compensar en el futuro. Ya está. Desde nuestro punto de vista económico actual es difícil verlo: entendemos todo como un negocio individual y egoísta. Obtener lo máximo posible al menor coste.”

    Desde nuestro punto de vista y desde muchos. Ese sentimiento de obligacion, de deber no siempre está presente -y más acentuado en la sociedad decadente? de hoy en dia… Te voy a poner un ejemplo claro: los chicos que no hacen los deberes de la escuela (que son muchos…). Que pasan de estudiar. O aquellos a los que no les importa vivir ‘por encima’ de sus posibilidades = ganan el doble que tu pero no llegan a fin de mes porque o bien su administracion es negativa o no se privan de nada (el mundo me lo debe porque soy guay). Si puedo te lo pagare y sino, pues no…
    Este sentimiento de obligacion lo veo utópico -no funciona con todo el mundo-. Yo no puedo vivir con deudas (El que paga, descansa), y a mi me gusta estar lo mas descansado posible… en cualquier caso intentare leer el libro que has recomendado :)

  2. renovtor dijo:

    Hay un video muy bueno, que circula por ahi, en idioma frances, que explica de A a Z todo el tema monetario. Y explican que antes de nada era la confianza y la deuda. Eltema deuda de honor y todas esas martingalas seguramente proceden de ahi. Tu tienes la deuda de pagar con unas nueces en otoño las lechugas que te dieron en primavera; por asi decirlo.

  3. Unai Gaztelumendi dijo:

    Gracias Renovator

  4. Unai Gaztelumendi dijo:

    Hola Ignacio,
    Estoy de acuerdo contigo. Simplemente quería, desde un punto de vista histórico y según Graeber, explicar cómo empezó todo. El orígen del dinero. Sobre todo poner en cuestión la idea del trueque.
    Vivir libre de deudas y con gastos fijos mensuales reducidos es la clave. Alejándose del tipo de consumo adolescente tipo coches, relojes y demás gadgets. Incluída esa cocina sofisticada a base de nitrógeno que tan de moda está en mi tierra.

  5. Claudio Vargas dijo:

    Tengo una pregunta para ti, Unai. Ojalá puedas contestarla cuando tengas un momento…
    Cuánto es el apalancamiento del COMEX? 100 a 1? Bueno, si el físico está saliendo del GLD y del resto de ETF en dirección a Asia, el apalancamiento debería aumentar: no? Y claro, eso es malo para el COMEX porque podría incumplir sus obligaciones de entrega física al vencimiento de los contratos… Así pues; no seria posible que las ventas de oro-papel no tuvieran otro propósito que reestablecer el equilibrio de un apalancamiento “sostenible”; sea de 100 a 1 o 50 a 1, o lo que sea?

    Un abrazo y gracias de antemano

  6. Unai Gaztelumendi dijo:

    Hola Claudio,

    Perdona la tardanza en contestar, estos últimos días han sido intensos. Aprovecho la ocasión también, antes de entrar de lleno en tu comentario, para agradecerte que escribas aquí y que compartas tus inquietudes con todos.

    Respecto al apalancamiento en el Comex, al ser un mercado de futuros, es normal que lo haya. Lo mismo pasa al contratar cualquier otro producto (futuros plata, soja, cacao, grano…), ya que por definición, solo es necesario un margen para operar. Es decir, tomando como ejemplo el oro: 1 contrato CME equivale a 100oz que en USD son 100*1292,7USD cierre ayer = 129.270USD. El regulador no te exige que tengas esa cuantía para poder operar, solo un margen, una garantía. Ésta si suponemos para simplificar que es de un 10%, estarás apalancado un 10:1.
    Quizás puede que te refieras a la proporción de contratos abiertos respecto al stock físico del mercado. He escrito bastante sobre ello, en los varios artículos en los que hago un seguimiento del Comex cuando es un mes de entregas; suelen empezar “COMEX Delivery y Warehouse report”. El último aquí. Puedes ver que detallo en número de PAs respecto a las onzas registered y eligible.

    Mi posición no ha variado, es la de siempre. En el Comex no habrá problemas ya que no es un mercado de entregas físicas, es muy limitado al respecto. Un warrant, sin salida de físico alguna sirve para cerrar un contrato. A veces también EFPs. Nada de físico.

  7. Ignacio dijo:

    “Mi posición no ha variado, es la de siempre. En el Comex no habrá problemas ya que no es un mercado de entregas físicas, es muy limitado al respecto. Un warrant, sin salida de físico alguna sirve para cerrar un contrato. A veces también EFPs. Nada de físico.”

    Es el momento del desacoplo… o empezaran como pasa actualmente con la plata fisica, metiendo un buen premium de amonedamiento/exclusividad/tirada.
    La demanda ira marcando el precio
    Como dicen en el mercado, “la que sabe se aprovecha” 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *