Skip to content

Reflexiones sobre Bitcoin (y cryptos en general)

El debate sobre BTC y demás cryptocurrencies no para de crecer. Sospecho que en vuestras cenas de navidad estará ahí. También sospecho que como yo, los que creéis en el metal como futura seguridad, estáis mirando de reojo la situación. Este post, como siempre, ataca los sesgos de confirmación y desarrolla un análisis que lleva a una propuesta. Para mí ahí está el valor añadido, identificando y apartando sensacionalismos (igual que antiguos comentarios negando quiebras en el COMEX y déficits de plata física que automáticamente van a llevarían su precio a 300USD/oz).

Las crypto están aquí para quedarse; quizás no en la forma de burbuja que es BTC pero si un BTC 2.0 o alguna otra futura versión. Intenté explicar esto a ciertos gurús de la inversión pero no lo vieron (no es fácil) y se fue un tren que pasa una vez en la vida. ¿Que es difícil salir de una posición larga BTC, especialmente cuando ésta es grande? Sin duda. ¿Que los exchanges crean liquidez out of thin air para las redemptions y mantienen en base a eso el peg con USD? También es verdad. Pero sería divertido tener un millón en BTC y dedicarte a analizar las mejores opciones para salirte. No me importaría tener ese problema.

Los problemas del BTC son precisamente sus puntos fuertes, todo depende del ángulo desde donde se mire. Me explico:

Los ingenuos que creen en la revolución del BTC, como moneda liberadora del yugo de los Bancos Centrales, independiente al monopolio de la FED, BCE y BOJ etc… no han estudiado historia monetaria y no saben cómo terminan estas cosas. “This time is different” no existe, especialmente cuando se trata de ceder el mayor privilegio de la historia, que es la creación y distribución del dinero. El nuevo algoritmo al servicio del pueblo, trasladando el poder al ciudadano…no va a pasar. Solo quizás en la mente de unos millenials acostumbrados a las dinámicas del dinero en videojuegos.

Creo que se trata de precisamente lo contrario: utilizar las cryptos para perpetuar este poder. Y si miras atentamente, las señales están ahí.

Repasemos las críticas del BTC, selecciono unas cuantas como representativas:

  1. Liquidezlimitada a pequeñas cantidades: es difícil, lento y costoso convertir millones BTC en USD o EUR (tened en cuenta que “millones” son solo unas decenas de BTC al precio actual)
  2. El mining, la creación de BTC, concentrado en unos pocos actores.
  3. Alto costeenergético del mining: recayendo precisamente en un sector, como es el eléctrico/nuclear, altamente participado por el gobierno. Lo mismo que el sector minero tradicional, sujeto a fuertes regulaciones ambientales, concesiones etc… fácilmente revocables por el mandatario de turno. Esto explica por qué los CEOs de mineras no levantan la voz contra la flagrante manipulación en el precio del metal, el producto que extraen, pero este es otro tema para otro comentario.
  4. Desconocimiento o desconciertogeneral respecto a BTC: muchos hablan pero pocos conocen su mecánica a fondo (yo incluido)

Ahora, pensadlo un momento. ¿No hacen los puntos de arriba una moneda oficial perfecta? Vamos a verlo desde el prisma de la élite y los Bancos Centrales. Imaginaros que soy un comercial presentando en una sala del BIS el business case (enlazo punto por punto las críticas arriba con los argumentos de venta). Los deputy directors están sentados escuchándome:

  1. Os propongo un sistema en el que vais a tener a todo el mundo dentro y va a ser difícil que salgan. Una vuelta de tuerca más a vuestra idea de eliminar el efectivo. Todo en cuentas digitales, toda transacción bajo supervisión y control. No se puede salir a menos que vosotros deis el OK. Total trazabilidad.
  2. Sistema concentrado, sin competencia. Continuidad a vuestro monopolio.
  3. El sistema actual BTC lo podéis sabotear cuando queráis para pasar al futuro vuestro: podéis vender a la opinión pública que sus tarifas de la luz van a subir debido al mining. O usar el ángulo ecológico, la sostenibilidad. O lanzar propaganda tipo que BTC es usado por criminales y terroristas. O simplemente causar volatilidad y caos vía futuros. (Cómo CME ha lanzado el mercado de futuros BTC, siendo el subyacente algo tan desregulado y volátil os tiene que dar qué pensar). Otra opción es obligar a los exchanges a proporcionaros información detallada de las transacciones, con la excusa de fraude fiscal.
  4. Continuidad respecto a vuestro secretismo sobre la creación del dinero. Sobre la naturaleza de la FED y su mandato. El 99% de la población no se entera de quién, cómo y por qué motivo se crea el dinero. El que la gente te mire incrédula y se metan el dedo en la nariz con la mirada perdida cuando les explicas que la hipoteca que tienen con el banco no está ligada ningún deposito que ha hecho otro cliente, que el banco puede y crea el dinero de la nada al conceder el préstamo, in-situ… debe seguir así. Algún perdido, como yo hace 20 años al terminar la carrera, te hablaría de coeficientes de caja y demás argumentos de amateurs. Yo ya no me molesto en refutarlos, es aburrido.

Está claro que experimentos como el del grafico de abajo, tienen un límite. La ley de rendimientos decrecientes también aplica para las medidas excepcionales de los Bancos Centrales. No solo no se puede salir de la situación actual, los BCs sujetando burbujas allí donde mires, sino que tienen que seguir inflando y empeorando el horizonte. Esa es la paradoja.

No penséis que las élites esperan al estallido y es solo entonces que improvisarán algo. La solución futura se está cocinando aquí y ahora. Si pensáis como yo que esta dejadez oficial sobre BTC, algo potencialmente tan desestabilizador para ellos, no es casual, es que BTC 2.0 está efectivamente en el roadmap del futuro. Y como se trata de restablecer la confianza, después de abusar dándole al Ctrl+P, podemos pensar que para eso dejan correr este beta test que es el BTC.

Es impensable que, dependiendo la situación geopolítica de los mismos a los que les afectaría que ésta cambiara a peor, no estén planificando el después.

¿Intentarán respaldar la confianza perdida en las cada vez más devaluadas monedas actuales (lo notas si te fijas bien en la verdadera inflación, no en los datos manoseados y deflactados interesadamente) vía alguna versión futura de BTC? ¿Cuando la devaluación y la confianza acelere hacia abajo, la gente tragará con este nuevo sustituto? ¿Esa es la razón por la que inflan BTC, para que la gente piense que tiene “gran valor”?

¿Como quedaría el metal en un escenario así?

Mis respuestas al respecto en el siguiente comentario.

Be First to Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *